Buscar

MUNDIARIO

La cúpula empresarial manifiesta su descontento por una solicitud financiera a Merkel sin consultar

La situación interna el CEOE podría incluso opacar las futuras negociaciones que llegase a tener la patronal con el Gobierno para intentar llegar a acuerdos basados en el subsidio estatal a las empresas.
La cúpula empresarial manifiesta su descontento por una solicitud financiera a Merkel sin consultar
El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre / Antena 3.
El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre / Antena 3.

Los problemas, disensos y calurosos debates dentro de la cúpula empresarial más grande de España, la CEOE, no son solo contra el Gobierno. En el seno de la patronal que agrupa a las redes, consorcios y grupos corporativos de mayor relevancia en la economía española, hay mucha incertidumbre sobre los efectos perjudiciales que pueda tener el período posterior a esta crisis sanitaria. Por esa razón, los dirigentes políticos y empresariales que hacen vida en la red de gremios que continuamente hacen de interlocutores con el Gobierno, se pronuncian en favor de medidas fiscales extraterritoriales que salven a España de un nuevo ciclo de recesión. Y el receptor más próximo de esa llamada de auxilio es, como siempre, Bruselas.

Y es que el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha provocado un cisma administrativo y gremial en la gran patronal CEOE al enviar de forma unilateral una carta a la canciller de Alemania, Angela Merkel, para que sea ella quien lidere una emisión mutualizada de 1,5 billones de euros con el propósito es financiar el impacto de la crisis económica por el coronavirus en la UE.

Esta solicitud se basa en que, al tener una influencia diplomática, geopolítica y económica tan relevante en la UE por ser el motor industrial y la economía más grande de Europa, Merkel podría hacer lobby ante el Banco Central Europeo y el Eurogrupo con el objetivo de negociar y canalizar un paquete de emisión de liquidez por 1 billón y medio de euros -un 2% del PIB de la UE- con el objetivo de alimentar la economía española con esa cuantiosa reserva de capitales cuyo efecto directo podría ser la reversión del déficit en el PIB que terminará de abrirse como una enorme brecha debido a las distorsiones fiscales previas del Gobierno española y el shock recesivo causado por la parálisis forzada de la pandemia de coronavirus en una economía nacional que ahora se encuentra conectada a un respirador artificial (la liquidez de Madrid y Bruselas). 

Aunque el dirigente catalán le ha remitido una copia de la carta a Antonio Garamendi, presidente de la organización de la que Sánchez Llibre es vicepresidente, en su seno ha generado un alto malestar que haya actuado por su cuenta y riesgo sin el beneplácito de la cúpula patronal.

Entonces, la situación interna el CEOE podría incluso opacar las futuras negociaciones que llegase a tener la patronal con el Gobierno para intentar llegar a acuerdos basados en el subsidio estatal a las empresas como mecanismo de estímulo en cuanto al pago de salarios y a la concesión de créditos flexibles o sin intereses que le permitan al sector sobrevivir a esta crisis y no incurrir en una crisis empresarial de deuda después de la pandemia. 

Fuentes del entorno empresarial han resaltado que "la decisión de Sánchez Llibre supone un acto de deslealtad a la institución, que además todavía no ha tomado una postura concreta sobre los coronaabonos, y se produce cuando debiéramos dar una imagen de unidad", según reseñó El País.

Por lo tanto, la decisión del sector con respecto a los coronaabonos, que son un servicio especial de deuda comunitaria e interempresarial destinado al financiamiento de los fondos de emergencia contra la crisis sanitaria, podría aplazarse en la medida que no se solucione y se prolongue este conflicto. 

A su juicio, "da un paso que no le corresponde y se mete donde no le llaman". "Es un despropósito que deriva de la obsesión absurda de ir por libre", añaden. Esas fuentes han reseñado también que la actitud de Sánchez Llibre deberá debatirse en la institución "cuando llegue el momento". @mundiario