Buscar

MUNDIARIO

Los empresarios acusan a Trabajo de generar "alerta y confusión" con sus medidas por el coronavirus

La CEOE asegura que la política de contingencia laboral del ministerio "no corresponde con la valoración del riesgo realizada por Sanidad".
Los empresarios acusan a Trabajo de generar "alerta y confusión" con sus medidas por el coronavirus
Antonio Garamendi, presidente de la CEOE.
Antonio Garamendi, presidente de la CEOE.

Las políticas con las que el Estado ha abordado la crisis sanitaria por la epidemia de coronavirus se han basado en la contingencia laboral y social ante cualquier escenario, pero el sector empresarial español no lo ve así e interpreta la reacción del Ministerio de Trabajo como un acto para infundir pánico y zozobra en la población. Y es que la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) acusó ayer al departamento dirigido por Yolanda Díaz de cometer un "grave error al publicar de forma unilateral una guía de actuación en el ámbito laboral por el coronavirus que dice que las empresas deberán paralizar la actividad laboral si hay riesgo grave e inminente de contagio".

La perspectiva del sector es que el Gobierno no debe decretar una parálisis del sistema y la dinámica laboral cotidiana porque, según deja entrever el gremio, eso desacelera la economía y podría contraerla a previsiones que llegaría a acercarse a la inminente recesión de socios comunitarios como Italia y Alemania, más afectados e infectados que España por el coronavirus. 

"Genera alerta y confusión al no corresponder con la valoración del riesgo realizada por el Ministerio de Sanidad", dicen la CEOE y Cepyme en un comunicado conjunto publicado ayer y replicado por los medios hasta tempranas horas de la mañana de este jueves. 

La patronal considera que Trabajo contradice a Sanidad, departamento que solo ha recomendado el teletrabajo (trabajo desde casa) en Torrejón y Vitoria, más no en todas las provincias españolas, donde la actividad laboral, empresarial y comercial se desarrolla con normalidad, aunque en un ambiente de alerta y prevención por el temor a una expansión del virus en todo el territorio nacional. Ya hay casos de infección en las principales ciudades: Madrid, Barcelona y Valencia.

Los sindicatos, por su parte, lamentan que el ministerio no les haya convocado a una reunión antes de publicar el manual. En cambio, la titular del departamento, Yolanda Díaz, ha declarado que su "único propósito" era la "prevención de la salud", lo cual deja entrever su política de contingencia sanitaria a partir de la reducción de la actividad laboral para evitar el contacto social y un posible contagio masivo que llegue a ser incontenible para el Ministerio de Sanidad y el Gobierno en su conjunto.

Trabajo anunció el pasado martes que estudiaba "un protocolo para empresas y trabajadores sobre cómo actuar ante la crisis del coronavirus". Un día después publicó una guía en la que recomienda a las compañías adoptar las medidas "organizativas o preventivas que, de manera temporal, eviten situaciones de contacto social, sin necesidad de paralizar la actividad". Sin embargo, la dinámica social y urbana en el país no se ha reducido tanto como lo tiene previsto el ministerio según sus directrices enmarcadas en la contingencia sanitaria actual. @mundiario