Buscar

MUNDIARIO

Emprendedores: quien tiene una idea innovadora tiene un negocio online

Lo ideal es centrar un negocio en un objeto o servicio lo más delimitado posible, para establecer una ventaja competitiva respecto al resto de actores que existen el mercado.

Emprendedores: quien tiene una idea innovadora tiene un negocio online
Idea innovadora.
Idea innovadora.

Firma

Javier Gázquez

Javier Gázquez

Responsable en España de la compañía global experta en marketing de contenidos Textbroker.es. Experto en ecommerce y marketing online cuenta con colaboraciones puntuales como experto en varios portales. Enamorado del Networking y la comunicación social, da rienda suelta a su personalidad extrovertida en su bitácora www.Blogtimista.es Colabora en MUNDIARIO.

La coyuntura económica que vivimos desde hace unos años hace que cada vez haya más personas que se plantean sacar adelante su propio negocio, es decir, convertirse en emprendedores. Pero es imposible sacarse de la manga un negocio rentable, ya que son muchas las variables que el empresario debe tener en cuenta. Por tanto, lo primero de todo, la base para que el futuro negocio funcione y llegue en un futuro más o menos próximo a generar beneficios, es realizar una planificación minuciosa que tenga en cuenta todas las posibles variables en todos y cada uno de los frentes: producto, canal de venta, servicios posteriores, forma de pago, distribución... Sin embargo, de todos estos puntos el más importante, aquel sin el cual no tendremos negocio al que tratar de sacar rendimiento, es el producto.

¿Qué quiero vender?

Lo ideal es centrar nuestro negocio en un objeto o servicio lo más delimitado posible, para establecer una ventaja competitiva respecto al resto de actores que existen el mercado. Un producto que nos guste o que conozcamos a fondo pero que, además, posea otros atractivos para el consumidor.

En internet, tener una idea es tener una oportunidad de negocio


Algo que nos gustaría tener pero que es muy difícil encontrar, algo sobre lo que hemos leído en una revista especializada, algo que sabemos que se puede encontrar en el mercado extranjero pero que no se halla en el nacional... Y, dentro de este maremágnum de posibilidades, al que hemos de dedicar buena parte del tiempo de planificación, es necesario valorar la especialización y, por supuesto, el dinero: si el producto que deseamos ofrecer al comprador nos va a resultar muy caro, es probable que no logremos encontrar un segmento de público interesado.

Algo que nos gustaría tener pero que es muy difícil encontrar, algo sobre lo que hemos leído en una revista especializada, algo que sabemos que se puede encontrar en el mercado extranjero pero que no se halla en el nacional...


Vamos a verlo con un ejemplo: si el sector que más nos apasiona es el de la electrónica, en principio estamos de enhorabuena, ya que las nuevas tecnologías están en auge y han llegado para quedarse. Sin embargo, no debemos perder la perspectiva: los grandes aparatos, como ordenadores, impresoras o tabletas, quedan, de momento, fuera del alcance de todo principiante que se abre paso en el mercado. Por tanto, debemos acotar a algo más sencillo pero que no se aleje de este sector: los consumibles.

Los consumibles, además de su precio más ajustado, cuentan con grandes ventajas para el emprendedor: la demanda es continua, se almacenan en un espacio más reducido, son más baratos y pueden distribuirse con más facilidad que los aparatos de mayor envergadura. Pero, si dentro de los consumibles, nos dedicamos a un artículo más concreto, como los cartuchos, aún tenemos más posibilidades de triunfar.

Así, esta idea clara de negocio bajo el concepto web mayorista cartucho junto con una buena red de contactos que debes ir afianzando poco a poco y el modelo consolidado de otras empresas te permitirá triunfar en el marco de un sector en alza.
Como ves, la clave del éxito del emprendedor radica en establecer un negocio sólido y, sobre todo, contar con una idea concreta del producto que vas a ofrecer.