El Banco Etcheverría se da a valer mientras cae el Gallego en manos del Sabadell

Oficina del Banco Etcheverría, en expoansión.
Oficina del Banco Etcheverría, en expoansión.
El Sabadell pasar a controlar una red de 145 oficinas en Galicia, con lo cual será el quinto operador con mayor presencia, por detrás de NovaGalicia Banco, Popular, BBVA y La Caixa.
El Banco Etcheverría se da a valer mientras cae el Gallego en manos del Sabadell

Contraste en la banca de Galicia: el Banco Etcheverría, bajo control de intereses venezolanos, se da a valer y busca la mejor manera de crecer en medio de la crisis financiera española,  mientras el Banco Gallego cae en manos del Sabadell. Es la segunda vez que esta entidad gallega pasa a manos catalanas a lo largo de su historia, aunque la vez anterior se llamaba Banco de Crédito e Inversiones.

La decisión la tomó el Fondo para la Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que controla prácticamente el 100 % del Banco Gallego tras nacionalizarlo en marzo. Finalmente optó por adjudicar este pequeño banco al Sabadell, que pasará a controlar una red de 145 oficinas en Galicia. Traducido: será el quinto operador con mayor presencia, por detrás de NovaGalicia Banco, Popular -integra la antigua red del Pastor, BBVA y La Caixa. El Sabadell emplea a unas 150 personas en Galicia, y el Gallego, a unas 320. Los detalles económicos de esta operación no han sido dados a conocer, pero se supone que los antiguos accionistas perderán casi toda su inversión. En el aire está la posible morosidad de la cartera de pymes y de la inmobiliaria.

En el caso del Etcheverría, con la entrada del siglo XXI se produjo una importante ampliación del capital del banco y se desarrolla una estrategia de modernización y expansión del modelo de banca tradicional al resto de España, de ahí su interés en incrementar su red de sucursales.

Las preferentes de Bankia

Entre tanto, Bankia publicó las condiciones en que canjeará sus participaciones preferentes por acciones del banco. Entre el recorte del precio de recompra y el valor negativo de la entidad financiera, la pérdida efectiva es de hasta un 70%.

Como ya sucedió en Galicia, para muchos inversores de Bankia, la única esperanza es el arbitraje, al que podrán tener derecho en función de varios criterios.

 

El Banco Etcheverría se da a valer mientras cae el Gallego en manos del Sabadell
Comentarios