Un ejecutivo de Volkswagen es arrestado por el escándalo de las emisiones

Volkswagen.
Volkswagen.

Oliver Schmidt fue capturado en Estados Unidos por su responsabilidad en el caso de los motores trucados mientras dirigía la oficina que regulaba dicha materia en la empresa.

Un ejecutivo de Volkswagen es arrestado por el escándalo de las emisiones

Volkswagen espera el inevitable jalón de orejas que le dará el Departamento de Justicia de Estados Unidos por el escándalo de las emisiones. Mientras llega el día, la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) empieza a dar señales sobre lo que le espera a la marca. En las últimas horas se supo que agentes de la oficina de investigación arrestaron a un alto ejecutivo por su participación en el fraude. Su nombre es Oliver Schmidt, quien encabezaba la oficna que supervisaba el cumplimiento de la regulación.

Esta captura había sido anunciada previamente por el periódico The New York Times. Schmidt, quien fue capturado el sábado en Florida, lideró el departamento hasta marzo de 2015, seis meses antes de que se desatara el caos. Se trata del segundo directivo de la empresa en Estados Unidos que cae en manos de la justicia. En septiembre de 2016 se declaró culpable a James Liang, un ingeniero que formó parte del núcleo fuerte de técnicos que participaron en el desarrollo del sistema eléctrico que permitió falsear las emisiones.

Esa fraudulenta maniobra afectó a casi 600.000 automóviles en territorio estadounidense, siendo la mayoría vehículos de pequeña cilindrada. El carro del pueblo reconoció que había violado la ley y las ventas de autos con esos motores fue cancelada. En junio fue detenido otro directivo de la sede de Corea del Sur. Se trata de un hombre de apellido Yook, de 52 años, y que enfrenta cargos por falsificación de documentos y violación de la Ley de Conservación del Aire, entre otros tantos.

Schmidt comparecerá este mismo lunes en un tribunal en Miami, en el estado donde fue arrestado, donde responderá por acusaciones de conspiración para cometer un fraude. La empresa alemana ha llegado a un acuerdo para la indemnización de los dueños de 500.000 de sus vehículos de motor diesel de dos litros en Estados Unidos, al igual que a las autoridades locales. El trato les hará pagar hasta 17.500 millones de dólares. De igual forma pactó con los consecionarios y le acaban de autorizar el plan para compensar a los dueños de coches de gran cilindrada. @hmorales_gt

 

ADVERTISEMENT
 
 

 

 

 

Un ejecutivo de Volkswagen es arrestado por el escándalo de las emisiones
Comentarios