Buscar

MUNDIARIO

EE UU congela los fondos de PDVSA para presionar a Maduro

Washington va en serio en su arremetida contra el régimen chavista y se encarga de bloquear los fondos de la petrolera venezolana en el país para evitar que el Gobierno de Maduro se siga nutriendo. Por su parte, el líder chavista asegura que emprenderá medidas legales.

EE UU congela los fondos de PDVSA para presionar a Maduro
Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / CNN.
Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / CNN.

EE UU arremete de forma fulminante contra el régimen de Nicolás Maduro al anunciar nuevas sanciones contra la petrolera estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA). Las medidas congelan los fondos de la empresa en territorio estadounidense, respondiendo a unos 7.000 millones de dólares; y se prevé la pérdida de unos 11.000 millones de dólares por exportaciones el próximo año y según estima la Administración de Donald Trump, que también es el primer comprador del crudo venezolano. El anuncio llega justo después de que el líder opositor, Juan Guaidó, que se juramentó recientemente como presidente interino, iniciara una renovación de la junta directiva de la empresa.

Las acciones han sido anunciadas en una rueda de prensa en la Casa Blanca por el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, que estuvo acompañado de la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, y el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton. Ante esta serie de medidas, Maduro ha anunciado que acudirá a la justicia para impugnar la medida, aunque no ha especificado a qué organismo recurrirá. El líder chavista calificó las sanciones de “ilegales, unilaterales, inmorales y criminales”, además, acusó a Bolton de “llamar a un golpe de Estado abierto”. “Pretende robarnos la empresa Citgo [la filial de la petrolera en Estados Unidos]. Ya he dado instrucciones precisas al presidente de PDVSA para dar inicio a las acciones legales”, dijo el mandatario en una alocución.

Hasta este momento, EE UU –durante la era de Obama y Trump- se había limitado a penalizar al Gobierno y a los más cercanos de Nicolás Maduro, imponiéndoles sanciones a los altos cargos políticos, electores, judiciales y militares del país caribeño. Nunca habían tocado el negocio petrolero que mantenía con el país caribeño. Las sanciones también son un mensaje a las Fuerzas Armadas de Venezuela, que controlan la producción del crudo.

Durante la rueda de prensa, el secretario de Tesoro especificó que Citgo, filial de PDVSA, continuará con sus operaciones en el país, siempre y cuando sus ganancias se depositen en una cuenta bloqueada en EE UU. “Seguiremos utilizando todas las herramientas diplomáticas y económicas a nuestra disposición para apoyar a Juan Guaidó”, afirmó Mnuchin. Por su parte, el asesor de seguridad, John Bolton, ha orientado al Ejército venezolano a “aceptar una transferencia pacífica del poder” y aceptar a Guaidó como presidente interino hasta que convoque unas nuevas elecciones.

El apoyo de EE UU ha sido fundamental para que Guaidó lograra convertirse en la nueva cara de la oposición. El joven líder ha ido construyendo una nueva Administración contraria al chavismo con la que pretende ir desplazando al Gobierno de Maduro. Guaidó nombró a Carlos Vecchio como encargado de Negocios del Gobierno de Venezuela en EE UU, y continua llamando a la protesta pacífica de calle. @mundiario