Buscar

MUNDIARIO

EE UU y China vuelven romper sus negociaciones comerciales

El gigante asiático decide cancelar sus visitas programadas a granjas de Montana y Nebraska. Tras la decisión, Trump respondió: “No buscó un acuerdo parcial, sino total”.

EE UU y China vuelven romper sus negociaciones comerciales
Donald Trump y Xi Jinping. / RRSS
Donald Trump y Xi Jinping. / RRSS

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

EE UU y China vuelven a fracasar en su intento de restablecer su relación comercial. Se llegó a esa determinación luego que Pekín decidiera cancelar sus visitas programadas de la próxima semana a las granjas de Montana y Nebraska. Este resultaba el primer intento para dejar atrás la guerra económica que han sostenido a lo largo de este año.

Una delegación de unos 30 representantes chinos, encabezada por el viceministro de Finanzas, Liao Min, se retiraron de Washington y dejaron abruptamente la ronda de negociaciones con sus pares norteamericanos que estaban liderados por Jeffrey Gerrish, director adjunto de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por su sigla en inglés).

El presidente Donald Trump se pronunció tras la abrupta decisión de China. “Buscamos un acuerdo total. No busco un acuerdo parcial”, afirmó el mandatario. En esa línea, el inquilino de la Casa Blanca aseguró que no necesita que el pacto se cierre antes de las elecciones presidenciales del 2020.

Como sea, EE UU y China siguen enfrentados en cuestiones que son la base de su disputa comercial. Es decir que Washington haya declarado que algunas empresas estatales chinas son un riesgo para la seguridad nacional y la negativa de Pekín a modernizar su modelo económico y eliminar los subsidios a empresas estatales. Y toma y daca que parece nunca acabar. @mundiario