Buscar

MUNDIARIO

EE UU ya acumula 38,6 millones de desempleados en plena aceleración de la pandemia

El presidente de la Fed, Jerome Powell, ha instado al Congreso a que tome “medidas fiscales adicionales para hacer frente a una crisis sin precedentes".

EE UU ya acumula 38,6 millones de desempleados en plena aceleración de la pandemia
Estadounidenses en la espera de solicitudes de empleo en Nueva York / Infobae.
Estadounidenses en la espera de solicitudes de empleo en Nueva York / Infobae.

La primera economía del mundo ya no da abasto para contener la ola de desinserción de los ciudadanos en el sistema socioeconómico por quedar excluidos del mercado laboral a causa de la expansión de una pandemia que, al derivar en confinamientos masivos, termina por hundir la fuerza social que impulsa la masa laboral y, por ende, el consumo y el mercado se contraen aceleradamente.

Y es que tras nueve semanas de azote de la crisis del coronavirus en el mercado laboral de Estados Unidos han impulsado a más de 38,6 millones de personas a solicitar el subsidio convencional por desempleo, con algo más de 2,43 millones de nuevos trámites la semana pasada, informó este jueves el Departamento de Trabajo del país norteamericano.

Esto implica que la carga fiscal sobre el Gobierno de Donald Trump se incrementa en un 5%, y esto en un contexto donde el estímulo de 2,3 billones de dólares inyectado desde hace un mes para garantizar la movilidad y la reactivación de la economía, se han quedado cortos en vista de la creciente demanda social por el colapso del consumo y del sistema de trabajo estadounidense.

“Otros 2,23 millones de personas solicitaron la semana pasada el subsidio al amparo de un programa temporal del gobierno federal”, según indicó el Departamento de Trabajo, que extendió el beneficio a trabajadores independientes y contratistas como los conductores de Uber y compañías similares.

Para paliar los estragos económicos causados por la pandemia, la Reserva Federal (Fed, banco central) ha lanzado todo su arsenal monetario con inyecciones masivas de liquidez en los mercados financieros, compras masivas de deuda y ha bajado los tipos de interés prácticamente al 0%. Con esas medidas, la máxima autoridad monetaria responsable de la emisión del dólar, la moneda de reserva mundial que ha sido clave en los ahorros y fugas masivas de capitales de muchos agentes económicos en todo el mundo por la pandemia, busca financiar a las empresas del país para evitar que cierren o se paralicen y despidan trabajadores, pero esa táctica ha sido ralentizada por la voracidad de la ola desempleo.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, ha instado al Congreso a que tome “medidas fiscales adicionales para hacer frente a una crisis sin precedentes".

"Es un momento de gran sufrimiento y dificultad y ha llegado tan rápido y con tal fuerza que realmente no puedes poner en palabras el dolor que está sufriendo la gente y la incertidumbre que está encarando", dijo Powell.

El dato semanal, que estuvo levemente por encima de la expectativa de los analistas, fue inferior a los 2,68 pedidos de la semana anterior y continuó una disminución gradual de los trámites a medida que la mayor economía del mundo ha ido reanudando las actividades a ritmo variado en los diferentes estados de la Unión.

Por lo tanto, la tendencia socioeconómica en EE UU sigue estando marcada por el aumento de la demanda de subsidios y así se crea una realidad en la cual la economía del país y su población comienzan a ser financiadas de forma artificial por los flujos de capitales del Estado y no mediante los flujos procedentes de la actividad económica real basada en el comercio, el trabajo y las empresas. @mundiario