Buscar

MUNDIARIO

La economía de México decrece un 0,1% por la caída de su actividad industrial

Las actividades industriales cayeron 1,2% y la agricultura y ganadería 1,1%, mientras que el sector servicios aumentó 0,2%, según el Instituto Nacional de Estadística. 
La economía de México decrece un 0,1% por la caída de su actividad industrial
Monedas de 1, 2 y billetes de 50 pesos mexicanos.
Monedas de 1, 2 y billetes de 50 pesos mexicanos.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina.

Una de las economías más pujantes e importantes de América Latina está en un leve proceso de desaceleración. Y aunque los factores externos pesan, principalmente el factor Estados Unidos, México pasa por un declive interno en su industria, lo cual causó que su producto interno bruto (PIB) cayera un 0,1%.

En ese nivel se contrajo el valor de la economía mexicana en 2019 respecto al año anterior por la contracción de la actividad industrial, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El decrecimiento anual del 0,1% supone una sustancial caída de la economía si se compara con el aumento del PIB de 2,1 % de 2018. Esto implica que México, que registró un PIB de 2.548.166.000 dólares (2 mil 548 millones 166 mil) en 2018, perdió aproximadamente unos 250 millones de dólares.

La reducción del PIB ocurrió ante la caída de las actividades secundarias (1,8 %) y a pesar de los avances en los sectores agrícola (1,9 %) y de servicios (0,4 %), en comparación con el año anterior y en cifras originales, señaló el organismo en un comunicado. Esas actividades secundarias consisten en sectores que no aportan la misma cantidad de capitales al PIB, pero que forman parte de la estructura de todo el valor sustancial de la economía mexicana, lo cual originó esa leve contracción industrial.

El pasado 30 de enero, el Inegi estimó de manera preliminar que el PIB había caído el 0,1 %, por lo que el resultado definitivo dado a conocer es idéntico. De tal forma que esta cifra es el cálculo exacto del reflejo de los vaivenes económicos internos, así como de la caída del consumo, en la capacidad de la industria nacional para autoabastecerse y suministrar insumos al sector agrícola, uno de los más importantes del país. 

Para los últimos tres meses del 2019, el Inegi informó que la economía había caído 0,1 % frente al trimestre anterior, con cifras ajustadas por estacionalidad, es decir, por el efecto recesivo que se origina en el consumo a partir de enero hasta mediados de febrero, dada la curva alcista que tradicionalmente repunta en diciembre por la dinámica económica y comercial propia de las fiestas navideñas. 

En este periodo, las actividades industriales cayeron 1,2 % y la agricultura y ganadería 1,1 %, mientras que el sector servicios aumentó 0,2 % frente al trimestre precedente, de julio a septiembre, detalla el informe del Inegi. 

El 30 de enero el Inegi estimó que la economía había tenido un crecimiento nulo -del 0 %- en el cuarto trimestre de 2019 en comparación con los tres meses anteriores. En ese período, se estancó debido a las volatilidades comerciales y fronterizas con Estados Unidos.

México mantiene así un flujo de capitales que, si bien capta por su amplio intercambio comercial con EE UU, aunado a las materias primas que exporta, no termina de cuajar en el sector industrial debido al estancamiento que originan los leves repuntes de la inflación y contracciones del consumo interno, que a su vez afecta la demanda de productos o insumos derivados del sistema de producción industrial. 

Este martes se dio también a conocer que el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), que muestra la tendencia de la economía mexicana en el corto plazo, aumentó un 0,7 % en diciembre frente al mismo mes del año anterior, concluye el reporte del organismo. @mundiario