Buscar

MUNDIARIO

La economía de Europa se desploma un 12,1% por la pandemia

Esta es la hecatombe económica que tiene al viejo continente en un estado de involución que podría prolongar la recesión del bloque geopolítico más importante de Occidente hasta 2021.
La economía de Europa se desploma un 12,1% por la pandemia
Billetes de 100 euros junto a la bandera de la Unión Europea / Pixabay.
Billetes de 100 euros junto a la bandera de la Unión Europea / Pixabay.

El viejo continente ha retrocedido a una economía de guerra. Como si se tratara de la devastación de la Segunda Guerra Mundial, la pandemia de coronavirus ha hundido el sistema de vida en las poblaciones de la Unión Europea dentro de los ámbitos económico, social, laboral, comercial y empresarial.

Y es que el Producto Interior Bruto (PIB) de la eurozona se desplomó un 12,1% y el del conjunto de la Unión Europea (UE) un 11,9% en el segundo trimestre debido a la pandemia de COVID-19. En ambos bloques, esta es su mayor caída histórica desde que comenzaron los registros en 1995, informó este viernes la oficina de estadística comunitaria Eurostat.


Quizás también te interese:

Los mercados europeos se derrumban por las caídas en las economías de EE UU y Alemania


Esto implica que la eurozona -el grupo de países que poseen el euro como su moneda común- ha perdido unos 2,1 billones de euros debido a la recesión conjunta que en efecto dominó ha trastocado todo el mercado interior europeo bajo la siguiente dinámica: los motores industriales de Europa, que son Alemania y Francia, perdieron fuerza en la generación de exportaciones y de empleo, lo que redujo las inyección de oferta por la caída en sus demandas internas ante las crisis de las empresas que compran esos insumos y productos industriales debido al confinamiento que lastró el consumo. Por lo tanto, los intercambios, exportaciones e inversiones entre esos países con otras potencias de la zona euro, como España e Italia, se reflejaron en una caída masiva de empleos, inversiones, comercio y consumo internacional con impacto en las empresas nacionales que crean los puestos de trabajo y estimulan el consumo de sus sociedades.

El coronavirus ha provocado un hundimiento sin precedentes de la economía de todos los grandes países del euro. El más perjudicado es España, donde el PIB cayó un 18,5% y podría restarle más de 200.000 millones de euros en ingresos y capitales al país en detrimento de sus mercados de trabajo, sus empresas y el bienestar socioeconómico de su población. Esta es una caída exponencial muy grave con respecto al trimestre previo, por encima de Francia (13,8%), Italia (12,4%) y Alemania (10,1%).

Esta es la hecatombe económica que tiene a Europa en un estado de involución que podría prolongar la recesión del bloque geopolítico más importante de Occidente durante, por lo menos, un año hasta mediados de 2021 incluso a pesar de la estrategia de inyección masiva de liquidez del Banco Central Europeo por 700.000 millones de euros y el recientemente aprobado fondo europeo de recuperación, por el orden de los 750.000 millones de euros. La pandemia de coronavirus dejará a su paso otra pandemia; la de la deuda, el desempleo, la falta de inversión y la desaceleración económica al borde de la parálisis indefinida en medio de esta crisis global. @mundiario