Buscar

MUNDIARIO

La economía en España entra en fase de "hibernación"

El Ejecutivo toma nuevas medidas antes de que colapse el sistema sanitario ante el incremento de los contagios.
La economía en España entra en fase de "hibernación"
María Jesús Montero, ministra de Hacienda y portavoz. / RR SS.
María Jesús Montero, ministra de Hacienda y portavoz. / RR SS.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

El Gobierno de Pedro Sánchez ha tomado la decisión de mandar a casa a todo trabajador que no sea imprescindible en su labor, la medida significa parar casi por completo la actividad productiva de España. Solo seguirán trabajando aquellos que pertenezcan a los sectores esenciales y los que puedan teletrabajar.

El Ejecutivo busca ganar tiempo para evitar el colapso del sistema sanitario, ya en niveles críticos ante el gran número de contagiados. María Jesús Montero, ministra de Hacienda y portavoz, ha explicado que lo que pretende el Ejecutivo es “contribuir a que nuestro sistema productivo entre en una especie de hibernación durante estos días”.

“Tomaremos medidas para que cuando todo esto pase podamos resucitar y reconstruir nuestro modelo productivo. El sector empresarial sabe la gran capacidad de liquidez que hemos puesto en marcha para ellos, con un riesgo del 80% avalado por el Estado”, señaló Montero ante la inquietud que genera el futuro tras este paro indefinido.

Montero fue cuestionada sobre si la decisión fue tomada por lo que muchos temen: los contagiados son más de lo que el sistema sanitario puede sostener. “No ha habido ninguna situación de alarma añadida que hayan planteado los expertos. Los modelos aconsejaban, después de ver las medidas de confinamiento, aprovechar este periodo de Semana Santa para tomar esta medida. No se podía producir antes porque el confinamiento ha llegado estos días y se han podido observar las diferencias de un día laborable y fin de semana. Llega la Semana Santa y el pico de contagios hace que se consuman más recursos sanitarios, por eso los técnicos recomendaron esta medida innovadora del permiso retribuido”, dijo la ministra ante la insistencia de los periodistas.

El Gobierno cree que esta semana, la primera de abril, será complicada para el sistema sanitario, por lo que ha instado al encierro necesario de la población para darle un respiro a los hospitales pese al golpe que tendrá la economía.

“Todos los que están trabajando en casa han de continuar haciéndolo. Las medidas afectan a los trabajadores que no lo estaban haciendo, o en un ERTE, o de baja. Las empresas se pueden seguir acogiendo a ERTE. Pero las personas que están teletrabajando deben seguir desarrollando sus actividades por teletrabajo. Esto no son vacaciones obligatorias. Cuando todo esto termine las empresas y los trabajadores establecerán una negociación para recuperar estos días no trabajados de manera flexible antes del 31 de diciembre de 2020. Son ocho días laborables porque aprovechamos la Semana Santa. Estamos posibilitando salidas a varias empresas. Hay empresas que están siendo ejemplares y ya están acudiendo a la redistribución de las horas”, aseguró por su parte la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. @mundiario