La Comisión Europea propone una serie de medidas para combatir el 'dumping social'

Sede de la Comisión Europea.
Sede de la Comisión Europea.

Bruselas ha reclamado "mismas normas salariales y laborales" para los trabajadores desplazados que las que se aplican a los empleados locales del Estado miembro al que son trasladados por su empresa.

La Comisión Europea propone una serie de medidas para combatir el 'dumping social'

La Comisión Europea ha reclamado este martes 8 de marzo "mismas normas salariales y laborales" para los trabajadores desplazados que las que se aplican a los empleados locales del Estado miembro al que son trasladados por su empresa, como parte de las medidas que propone para combatir el 'dumping social' y asegurar una competencia leal entre las empresas en la Unión Europea.

"Debemos favorecer la movilidad laboral, pero de manera justa. Estas propuestas crearán el marco jurídico necesario para que el desplazamiento de trabajadores se cumpla de manera clara, justa y fácil", ha asegurado la comisaria de Empleo y Asuntos Sociales, Marianne Thyssen.

En la actualidad, los trabajadores desplazados están sujetos a las normas que se aplican en el país de acogida en materia de salud y seguridad, pero el empresario no está obligado a pagar al desplazado un salario por encima del mínimo fijado por ley.

Bruselas ve con preocupación que ello cree situaciones de competencia desleal entre las empresas instaladas en la Unión Europea, porque se tiende a pagar a estos trabajadores menos de lo que recibe un autóctono por la misma labor. Así las cosas, las propuestas del Ejecutivo comunitario están dirigidas a asegurar un mismo nivel de remuneración, también en situaciones de subcontratación, en aquellos casos en los que los desplazados estén cedidos por empresas de trabajo temporal y cuando el desplazamiento es de larga duración.

La situación de los trabajadores desplazados está regulada por una directiva de 1996, que establece que su traslado debe ser por un tema limitado, estar estrictamente relacionado con la ejecución del servicio y siguen siendo empleados de la empresa que los envía.

Su estatus es diferente al del trabajador "móvil" dentro de la UE, que se mudan a otro Estado miembro de manera permanente y están cubiertos por la seguridad social del país de acogida.

La Comisión Europea propone una serie de medidas para combatir el 'dumping social'
Comentarios