Dudas y contradicciones en torno a la transformación del puerto de A Coruña

Enrique Losada y Xulio Ferreiro. / Mundiario
Enrique Losada y Xulio Ferreiro. / Mundiario

Alguien se ha empeñado en privatizar terrenos públicos sin reparar en otras alternativas. Tampoco se pone el foco en la deficiente gestión, a pesar de que hay incluso informes oficiales al respecto. En este tremendo lío no se salvan ni políticos ni sindicalistas. Cuando menos falta transparencia.

Dudas y contradicciones en torno a la transformación del puerto de A Coruña

El controvertido presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña, Enrique Losada, ha sido forzado a dar marcha atrás en su plan de subastar terrenos públicos en el centro de A Coruña. Ni las autoridades locales ni Puertos del Estado aclaran qué harán con lo que podría ser una de las mayores operaciones urbanísticas de España pero, de momento, el Ayuntamiento de A Coruña –con el apoyo de la Comisión Abierta en Defensa de lo Común– le ha parado los pies al Puerto. No está mal, pero todo sigue en el aire en torno a un posible pelotazo. Cuando menos, en A Coruña falta transparencia.

Alguien –desde Madrid pero con conexiones en Galicia– se ha empeñado en privatizar terrenos públicos sin reparar en otras alternativas. Tampoco se pone el foco en la deficiente gestión del Puerto, a pesar de que hay incluso informes oficiales al respecto. Y en este tremendo lío no se salvan ni políticos ni sindicalistas. Veamos.

¿Por qué el Ayuntamiento de A Coruña no le exige al presidente del Puerto un análisis de todas las desviaciones financieras producidas a lo largo del proceso de construcción del puerto exterior?

De entrada, cabe preguntarse por qué el Ayuntamiento de A Coruña no le exige al presidente del Puerto de A Coruña y a Puertos del Estado un análisis de todas las desviaciones financieras producidas a lo largo del proceso de construcción del puerto exterior. Y, al mismo tiempo, un análisis de todos los sobrecostes en que se ha incurrido a lo largo de su gestión. Si el alcalde Xulio Ferreiro lo tuviera a mano, podría entender quién se ha beneficiado, quién ha cometido errores de planteamiento y quién ha demostrado ser un gestor poco cualificado. Hablamos de cientos de millones de euros, no de millones de euros.

Tampoco deja de sorprender que el Ayuntamiento de A Coruña no repare –al menos públicamente– en la opinión vertida por el Tribunal de Cuentas Europeo relativa a las sobreinversiones llevadas a cabo en el sector portuario europeo, con especial atención al caso de A Coruña, que en Bruselas no es conocida precisamente por los aumentos de tráficos o por acoger inversiones privadas. A fin de cuentas, el Ayuntamiento de A Coruña dispone de herramientas legales y administrativas que pueden volver muy costosa cualquier actuación precipitada, aunque no consiga revertir completamente la especulación en marcha.

¿Por qué las autoridades portuarias, siendo como son organismos públicos, no destinan parte de sus beneficios a sufragar los desajustes de puertos con problemas financieros como el de A Coruña?

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, exalcalde de Santander, presume de obtener beneficios en Puertos del Estado (217 millones de euros en 2016). Sabiendo que cada Autoridad Portuaria de A Coruña tiene personalidad jurídica propia pero teniendo en cuenta que las cuentas están consolidadas y se presentan en el Parlamento para su aprobación de manera conjunta, ¿por qué las autoridades portuarias, siendo como son organismos públicos, no destinan parte de sus beneficios a sufragar los desajustes de puertos con problemas financieros como el de A Coruña? Con una decisión así, ni tendrían que recurrir a la venta de dominio publico, ni tampoco se produciría un ahogamiento financiero del puerto de A Coruña. Visto desde Puertos del Estado, ¿se atrevería su presidente, el catalán José Llorca, a decir en Barcelona las cosas que ha dicho en A Coruña? 

Hay más. El presidente de Autoridad Portuaria de A Coruña, Enrique Losada, no hace más que proclamar, con el apoyo de ciertos publirreportajes, que su puerto es el trampolín del desarrollo coruñés. También habla de facilitar al entorno unas mejores condiciones para su despegue. Sin embargo, el entorno está deseando que se vaya, habida cuenta del continuado fracaso en la gestiones que se le encomiendan. Ni trajo inversiones, ni consigue que se adelanten los trámites para las inversiones. Y por si fuese poco, se atrasa la puesta en marcha del acceso ferroviario, y no interactúa ni posee empatía con la Universidad de A Coruña.

¿Qué opinan, por cierto, la CIG y CC OO del papelón del representante de UGT, alineado en el consejo de la Autoridad Portuaria de A Coruña con el popular Enrique Losada?

Tampoco parece normal el papel de los sindicatos. Las centrales clásicas siempre estuvieron en contra de la privatización de lo público, léase: sanidad, educación, acceso a playas, universidades, bibliotecas, etcétera. Pero ahora que se está produciendo una venta del dominio publico portuario en pleno centro de A Coruña, ¿por qué este silencio sindical tan ruidoso? ¿O es que no están donde tienen que estar, no asisten a las reuniones o no dan cuenta de su gestión? ¿Qué opinan, por cierto, la CIG y CC OO del papelón del representante de UGT, alineado en el consejo de administración de la Autoridad Portuaria de A Coruña con el popular Enrique Losada? ¿Desde cuándo la UGT suma su voto para privatizar suelo público? ¿Están al corriente de ello sus líderes en Galicia, José Antonio Gómez, y en España, Josep Maria Álvarez?

Por otra parte, analizando la composición del consejo de administración de la Autoridad Portuaria de A Coruña se observa que están presentes representantes de los dos ayuntamientos en los que se ubican las instalaciones  portuarias: el alcalde de Arteixo, Carlos Calvelo, del PP, y el teniente de alcalde de A Coruña Xiao Varela, de la Marea Atlántica. Toda vez que solo se contempla la "descalificación urbanística" y venta de terrenos en el puerto coruñés para financiar el puerto exterior ubicado en Arteixo, ¿no sería lógico que también se expropiara algo del vecino municipio de Arteixo? ¿Qué diría entonces el alcalde popular de Arteixo de una iniciativa que su partido ve con tan buenos ojos para A Coruña?

Como sostiene José Luis Méndez Romeu, ex diputado socialista y ahora columnista de MUNDIARIO, solo intereses oscuros pueden impedir que A Coruña modernice su fachada marítima. Si se trata de hacer ciudad, y no solo negocio, basta seguir los pasos de Bilbao, Barcelona, Gijón, Sidney... Por poco que le apoye el PSOE en materias como ésta, con tantos intereses en juego, el alcalde Xulio Ferreiro es quien tiene la palabra.

Dudas y contradicciones en torno a la transformación del puerto de A Coruña
Comentarios