Draghi se despide de la Eurocámara exigiendo medidas para salvar el euro

Mario Draghi, jefe saliente del BCE. / Twitter
Mario Draghi, jefe saliente del BCE. / Twitter
El jefe del Banco Central Europeo ha comparecido por última vez antes de ser relevado por Christine Lagarde el 1 de noviembre.
Draghi se despide de la Eurocámara exigiendo medidas para salvar el euro

Mario Draghi ha comparecido por última vez ante la Eurocámara y aprovechó la comparecencia para reclamar una reforma de fondo al euro. El Banco Central Europeo, alegó el banquero italiano, ha hecho su trabajo desde que él asumió el mando, por lo que si el euro está en la situación en que está es por los Estados socios, que no han sido capaces de acordar un instrumento fiscal que sea capaz de complementar la política monetaria. "Ignorar la necesidad de corregir las debilidades institucionales de la Unión Económica y Monetaria dañaría gravemente lo conseguido a través del compromiso y el trabajo duro de todos los implicados", explicó. En cuanto a la desaceleración económica, algo que el BCE estima que tardará tiempo en recular, Draghi demandó una mayor contribución de la política fiscal. También advirtió de que la debilidad industrial, especialmente la de Alemania, podría contagiar al sector servicios, le cita El País.

El jefe del BCE prácticamente calcó el discurso que dio en su toma de posesión en diciembre de 2011. En aquella ocasión solicitó un gran pacto de reformas del euro que mostrarar "una clara trayectoria sobre la evolución futura" de la eurozona. No obstante, los países que usan esta divisa siguen sin acordar una Unión Bancaria con el pendiente de un fondo de garantía de depósitos bancarios comunitario; los socios principales se niegan a dar al presupuesto de la divisa una función que revierta ciclos y a usar mecanismos estabilizadores como un seguro de desempleo, y la Unión del Mercado de Capitales no se vislumbra posible en el corto plazo. Entre medias, el banco lanza una nueva batería de medidas a raíz de la desaceleración económica "más alargada y profunda" de lo que se esperaba a inicios de año.

Draghi también advirtió de que una "diferencia clave" de la eurozona en relación a otras "uniones monetarias avanzadas" es la evidente carencia de "n instrumento fiscal central que actúe de forma anticíclica a nivel federal”. “No hay ninguna política monetaria que no tenga una política fiscal", explicó ante los diputados comunitarios. También dijo estar al tanto de las dificultades políticas para la creación de dicho instrumento, más recordó que esas diferencias también se dan en las medidas necesarias para avanzar a la deseada unión bancaria y de capitales. "Deberíamos seguir completamente comprometidos con el objetivo de lograr una genuina Unión Económica y Monetaria”, añadió.

Los países de la eurozona apuran los detalles para crear un instrumento presupuestario que favorezca "la convergencia y la competitividad" de sus sistemas económicos. Recién en mayo se cerró la opción de que pueda estabilizar economías, mas algunos países, con España a la cabeza, intentan crear elementos anticíclicos o de modulación. El Consejo Ejecutivo del banco ya avisó hace un tiempo que el presupuesto que darán los países de la eurozona estará incompleto por no ser contemplado como una herramienta para encarar la crisis. Draghi mismo dijo que dicho instrumento tiene que estar encaminado a buscar "la estabilidad". De paso agregó que debe contar con una cantidad mínima de 17.000 millones de euros para un plazo de siete años, y que sea activado de forma "casi automática" y "con rapidez".

Posteriormente reconoció que "Alemania es hoy uno de los miembros más afectados por la desaceleración". En vista de que la situación económica le demanda mantener una política monetaria expansiva, Draghi apuntó que no despegará ojos de los posibles efectos secundarios que la misma pueda tener en los mercados.

Luego recordó el papel que, según su criterio, debe tener la política fiscal: los países como Holanda y Alemania deben invertir para estimular la economía gracias a su amplio espacio fiscal, en tanto que aquellos con una deuda mayor deben "perseguir políticas prudentes" y seguir con sus objetivos de equilibrio presupuestario. @mundiario

Draghi se despide de la Eurocámara exigiendo medidas para salvar el euro
Comentarios