¿De donde vendrán los ingresos del Estado en las próximas décadas?

Máquina robótica en una fábrica.
Máquina robótica en una fábrica. / RR SS.

Se habla mucho de gastos que los gobiernos electos harían si acceden a La Moncloa, promesas de futuro que eluden lo que las haría creíbles, el cómo obtener los ingresos.

¿De donde vendrán los ingresos del Estado en las próximas décadas?

Uno de los temas en que más se incide últimamente es el tema de las pensiones, no en vano son 9,5 millones de votantes los que las cobran. Lo malo es que los ciudadanos las reciben solo como promesas sin garantía alguna de hacerse realidad. Es como si vamos al banco a pedir un préstamo solo con la promesa de pagarlo pero sin ofrecer garantía de que tendremos unos ingresos que lo hagan posible. También los agoreros aprovechan para hacernos creer que todos los pensionistas son jubilados y por esa razón las cotizaciones al plan no podrán cubrirlas en el futuro y recomiendan alargar la edad de jubilación o bajar la cuantía de las pensiones. Sin entrar a ofrecer soluciones a este tema ya que se engloba en el tema de como lograr los ingresos del Estado del que hablaremos, si conviene recordar que hay 3,5 millones de pensionistas que nunca aportaron a la Caja de Pensiones pero si sacaron todos los años hasta contribuir a vaciarla. Son las pensiones de viudedad, horfandad e invalidez que en todos los demás países cargan a la cuenta de los Presupuestos Generales por no ser un derecho adquirido sino algo que el Estado concede con una ley. Los jubilados, 6 millones de españoles, no tienen nada que ver en esos gastos como tampoco en las pensiones y gastos que se conceden a los refugiados e inmigrantes sin papeles. Este es un supuesto problema que todos los paises de nuestro entorno han enfocado de forma diferente al nuestro. También los agoreros dicen que somos el país cuyas pensiones más se aproximan al salario real  ¡Imagínense que salarios tenemos en España para que esto suceda!

La verdad es que deberíamos preocuparnos más en planificar de donde saldrán los ingresos porque lo de ver como se reparten vendrá después. Aquí hay dos posturas muy diferentes, la del bloque de izquierda, hoy el PSOE-Podemos-IU, que ve una fácil solución en subir los impuestos a los bancos, las empresas tecnológicas y los ricos, y la del centro derecha donde Ciudadanos lidera la idea de bajar impuestos para reactivar la economía y el gasto privado evitando así la fuga de empresas y capitales, además de bajar el gasto público innecesario o duplicado (aquello de pinchar la burbuja política). Desde luego que las tecnológicas, que son hoy las que más facturan, paguen impuestos de un dígito y muy pequeño, es tan vergonzoso como inevitable porque en un mundo donde la circulación de capitales es libre, la localización solo depende del impuesto con que se grave el capital. Tenemos un ejemplo en Portugal donde un gobierno de izquierda mantiene la política de no cobrar impuestos a jubilados que fijen allí su residencia, o dar un trato privilegiado al patrimonio de quien se empadrone allí llevándose una parte del mismo. A esta gente se le ofrece un IRPF fijo del 20%, algo totalmente injusto pero muy pragmático que está llevando a muchos españoles y extranjeros a vivir en Cascais, Estoril o en el Algarve. Es injusto que Madonna pague un 20% a Portugal pero antes pagaba cero y eso era peor para los portugueses.

El mundo cambia y se acabará haciendo realidad aquello de que las máquinas nos "librarán" del trabajo y el único problema sea el reparto del trabajo o de la riqueza por alguna otra vía. Hasta hace poco una empresa que tuviera 1.000 empleados fijaba su localización por el coste de la mano de obra. La robótica está sustituyendo las personas por robots que no cotizan.....por ahora, lo que permite que la localización sea motivada por los impuestos y el transporte nada más. Como ejemplo tenemos a Irlanda que cobrando menos recauda ahora más que antes.

Nos dicen que en un futuro cercano no habrá gasolina, ni diésel, ni gasolineras con carburantes, ni tantas refinerías, que habrán colapsado o estarán en otros sectores que ya están hoy bien cubiertos, empresas como CLH, Enagás o Repsol, lo mismo que infinidad de talleres de mantenimiento, pero ¿Quién pagará los impuestos que hoy se recaudan de los carburantes, por ejemplo? De los impuestos actuales solo quedarán los del sector de Servicios, cuyos salarios no suelen llegar al mínimo del IRPF, y el Impuesto de Sociedades, que una vez automatizadas las empresas lo mismo les da un país que otro. El comercio, lo que ha hecho el mundo rico y próspero se morirá si la riqueza no se reparte de una forma que sostenga el poder adquisitivo.

Conociendo la naturaleza humana no es concebible un mundo donde las máquinas trabajan y los humanos sestean mientras unos pocos se esclavizan. Quizás haya que cobrar impuestos a los robots y jugar todos con las mismas cartas acabando con los paraísos fiscales y la economía sumergida, la que genera el dinero B, pero está claro que la preocupación hoy del político debería ser como generar recursos sin hacer huír al contribuyente. Luego para gastarlo seguro que nos ponemos de acuerdo. Eso es más importante planificarlo hoy para el 2040 que los coches que habrá, algo de lo que seguro se encargará el mercado si hay demanda. El tema de los ingresos del estado debe ser objeto de debate y consenso, sin demagogia ni electoralismo. Es un tema grave, de esos que España suele ser la última en afrontar. @mundiario

¿De donde vendrán los ingresos del Estado en las próximas décadas?
Comentarios