Buscar

MUNDIARIO

Donald Trump puede arder en cólera contra la tasa Google que aprobó Francia

La respuesta de los Estados Unidos se puede traducir, en un aumento de los aranceles contra las importaciones francesas en territorio norteamericano.

Donald Trump puede arder en cólera contra la tasa Google que aprobó Francia
Google y su buscador inteligente. / pixabay.com
Google y su buscador inteligente. / pixabay.com

Firma

Rafael Adolfo Vásquez

Rafael Adolfo Vásquez

El autor, RAFAEL ADOLFO VÁSQUEZ, es periodista, creador de contenidos multimedia, editor audiovisual y Community Manager. @mundiario

La oficina de Comercio Exterior de los Estados Unidos, anunció una investigación sobre la tasa Google, que implementará el gobierno de Francia. Este nuevo impuesto podría convertirse en un arma de doble filo para los galos, porque la administración Trump podría aplicar, en caso que comprueben si los efectos traerían consecuencias negativas contras las grandes tecnológicas,  la aplicación de aranceles a las importaciones francesas.

Este tributo, fue aprobado recientemente por el Senado como respuesta a la intención de Francia de crear esta figura tributaria en Europa, tal y como comenta El País, esta iniciativa tiene por nombre GAFA, en referencia a Google, Apple, Facebook y Amazon.

El problema de este particular deseo francés se encuentra en las afirmaciones hechas por Robert Lighthizer, responsable de la Oficina de Comercio Exterior, quien admitió después de conocerse el plan del país europeo, que a los Estados Unidos le preocupa que el impuesto a los servicios digitales "se dirija de manera injusta a las empresas estadounidenses". 

Ahora quedará saber los resultados de la investigación de la Sección 301, que determinara los siguientes pasos a seguir por Donald Trump. Por su parte VOA Noticias comentó que el ministro francés, Bruno Le Maire, dijo que en marzo este impuesto podría servir para recaudar unos 500 millones de euros al año, aunque también indicó que a pesar que las empresas norteamericanas tendría que hacer frente a esta obligación, también otras multinacionales de diversos países como China, Alemania, España y del Reino Unido también deberán cumplir de igual manera.  

Este impuesto, afectará a las empresas que generen al menos 750 millones de euros en ingresos anuales y por ende, todas las empresas tecnológicas de gran envergadura no podrán, por los momentos hacerse la vista gorda. @mundiario