Buscar

MUNDIARIO

El elegido: llámenlo Donald Trump, Neo o Luke Skywalker

El presidente estadounidense llegó a la Cumbre del G7, donde se atrevió a decir
que es el sujeto indicado, para enfrentar a China en temas comerciales.
 
El elegido: llámenlo Donald Trump, Neo o Luke Skywalker
Donald Trump contra su gran enemiga: China. / composición
Donald Trump contra su gran enemiga: China. / composición

Firma

Rafael Adolfo Vásquez

Rafael Adolfo Vásquez

El autor, RAFAEL ADOLFO VÁSQUEZ, es periodista, creador de contenidos multimedia, editor audiovisual y Community Manager. @mundiario
Próximamente las hermanas Wachoswki comenzarán el rodaje de la cuarta entrega de Matrix, la saga de películas de ciencia ficción que marcó una revolución en el mundo del cine a partir de su primera entrega en 1999. Veinte años después, Donald Trump quiere ser el protagonista de su propia versión del éxito cinematográfico pero en el mundo real, en el medio de la controvertida guerra comercial que tiene contra China.
 
El mandatario estadounidense llegó a la Cumbre del G7 y no dejó a nadie indiferente, porque para comenzar se autodenominó "el elegido" para enfrentarse al gigante asiático en temas comerciales como informó en su momento CNN. 
 
"Alguien tenía que hacerlo" dijo Trump. Como si se tratara de una obligación que únicamente él podía hacer,  porque Donald Trump cree vehementemente que él y nada más él tiene el valor de pelear contra la matriz (China) y el agente Smith (Ren Zhengfei presidente de Huawei), para darle equilibrio a la fuerza (la economía y política mundial), al más puro estilo de la Guerra de las Galaxias. 
 
Muy probablemente el estadounidense se cree Neo, Luke Skywalker o incluso Darth Vader, porque para el mandamás norteamericano esto es una película de ciencia ficción y de aventuras con un toque de drama, aunque el mundo quede atónito cada vez que habla o escribe en Twitter.
 
Los mercados internacionales incluyendo Wall Street tiemblan cada vez que Trump opina. Su más reciente salida de tono fue la orden para que las empresas estadounidenses y quizás hasta las de algunos de los países que son aliados a la Casa Blanca, saquen sus líneas de producción de China.
 
"El elegido" seguirá dando de qué hablar y no habrá que esperar mucho, para conocer las consecuencias de una nueva entrega de sus sonadas salidas de tono.@mundiario