Buscar

MUNDIARIO

¿Por qué Donald Trump desconfía de la criptomoneda de Facebook ?

El presidente de los Estados Unidos puede estar pensando seriamente en ofrecer toda la resistencia que esté a su alcance, para que la empresa de Mark Zuckerberg no consiga lo que quiere y en el camino, ha encontrado a un aliado inesperado. 

¿Por qué Donald Trump desconfía de la criptomoneda de Facebook ?
Donald Trump durante una comparecencia en uno de los salones de la Casa Blanca. / Instagram
Donald Trump durante una comparecencia en uno de los salones de la Casa Blanca. / Instagram

Firma

Rafael Adolfo Vásquez

Rafael Adolfo Vásquez

El autor, RAFAEL ADOLFO VÁSQUEZ, es periodista, creador de contenidos multimedia, editor audiovisual y Community Manager. @mundiario

Donald Trump como todo buen estadounidense, es un amante de las libertades propias que otorga el sistema capitalista. Eso no es novedad, sin embargo, a sus 73 años el magnate de los negocios inmobiliarios también tiene una vieja costumbre que no solo atañe a los ciudadanos de la nación norteamericana sino también a prácticamente a muchos hombres y mujeres de su generación: le encanta el dinero constante y sonante. 

Ahí es donde quizás entra el detalle del ruido que le hace a Trump, la idea de Facebook y de Mark Zuckerberg de crear libra, su propia criptomoneda. Es una realidad, al hombre fuerte de la Casa Blanca no le hace ni una pizca de gracia el proyecto financiero de la empresa perteneciente al círculo de las redes sociales y por ende, plantea un escenario para evitar la onda expansiva de influencia del gigante tecnológico también en el panorama económico, que probablemente removerá los cimientos de las instituciones convencionales de ese ámbito. 

Como no podía ser de otra forma, la verborrea del mandatario es canalizada a través de su cuenta oficial en Twitter y advirtió: “Si Facebook y otras compañías desean convertirse en un banco, deben solicitar una autorización bancaria y estar sujetos a todas las regulaciones del sector, al igual que otros bancos” y además asegura que no es un fanático de las criptomonedas, porque como buen estadounidense mayor de setenta años, eso para él no es dinero y cuyo "valor es súmamente volatil" y reiterando que la falta de regulaciones de este tipo de actividades, pueden permitir "el comportamiento ilegal, incluído el tráfico de drogas y otras actividades ilegales”.

Evidentemente cualquier actividad no regulada tiene ese riesgo, no está descubriendo el presidente Trump el agua tibia sin embargo, la novedad en todo este pleito que promete tener más episodios, es que uno de sus principales aliados en esta cruzada que pretende "librar" Jefe de Estado, es Jerome Powell, un funcionario que él mismo eligió para dirigir la Reserva Federal de su país y que al no responder a algunas de sus exigencias, comenzó a atacarlo prácticamente sin piedad.

The New York Times comenta, que el miércoles pasado, en el Congreso de los Estados Unidos,  Powell ya expresó sus preocupaciones en torno al tema, específicamente habló del "lavado de dinero, la protección del consumidor y la estabilidad financiera [...] Simplemente creo que no puede seguir adelante sin que haya una satisfacción generalizada con la manera en que la empresa ha abordado el tema del lavado de dinero” comentó Powell cuando testificó frente al Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes.

Por primera vez en mucho tiempo, dos personalidades opuestas como la de Trump y Powell coinciden, probablemente con la intención de evitar que las grandes tecnológicas intenten jugar al Monopolio con el dinero de los ciudadanos, como lo dijo el congresista Sherrod Brown. @mundiario