Buscar

MUNDIARIO

El dólar mantiene su fortaleza en la economía mundial pese a la crisis en EE UU

Este lunes, el dólar index, que mide el valor del billete verde en referencia a una cesta de divisas, aumentó más de 6% desde su piso del año a inicios de marzo.
El dólar mantiene su fortaleza en la economía mundial pese a la crisis en EE UU
Abanico de billetes de 20, 50 y 100 dólares / RR SS.
Abanico de billetes de 20, 50 y 100 dólares / RR SS.

El elemento que, como el combustible mueve todo el motor de un automóvil, moviliza todos los flujos de capital en la economía mundial, registra números verdes tal cual su popular color. El dólar estadounidense sigue ocupando la primera posición en la canasta mundial de divisas con amplias ventajas por encima de sus pares europeos y asiáticos.

La gran mayoría de las grandes inversiones transnacionales en Occidente, los depósitos en grandes bancos, los activos de renta fija y variable en los fondos de inversión, las reservas internacionales de los países y los ahorros de los tenedores de capital a nivel mundial están todos denominados en dólares y plasmados en la inolvidable cara de Benjamin Franklin.

Y es que a pesar de que el coronavirus ha dado un duro golpe a la economía de Estados Unidos, con millones de desempleados y empresas paralizadas, el dólar sigue siendo la divisa más importante del mundo. Incluso a pesar de que la tasa de desempleo en la primera economía del mundo podría subir de su histórico piso de 3% y muchos economistas pronostican que el país caerá en una recesión de -30% en el segundo trimestre del año para un acumulado total de -1% al final de 2020, su moneda es el soporte casi vital de la economía mundial, aun por encima de los refugios en activos de oro monetario.

Este lunes, el dólar index, que mide el valor del billete verde en referencia a una cesta de divisas, aumentó más de 6% desde su piso del año a inicios de marzo. Ante el euro, el dólar ganó 3,5% desde el primero de enero, reseñó la agencia AFP.

El fortalecimiento de la moneda estadounidense se debe sobre todo a que es la divisa más buscada en el mundo, lo que la posiciona como el instrumento financiero que mayor demanda posee en todo el globo, pues su inflación casi inexistente, aunado a unas tasas de interés muy bajas -hoy en cero como estímulo de la Fed- y el nivel de oferta tan fluido de la divisa norteamericana con atractiva liquidez muy por encima del euro y las monedas latinoamericanas, la convierten también en un activo de reserva a largo plazo.

En tiempos de crisis, cuando los inversores y consumidores buscan colocaciones seguras, esta posición se refuerza debido a que realizan depósitos de efectivo en dólares o mantienen sus saldo en dólares y buscan trasladar sus capitales en otras monedas o convertir sus activos a reservas de moneda estadounidense para preservar el valor de su patrimonio en períodos de recesión como el que actualmente enfrenta la humanidad.

Kit Juckes, jefe mundial de estrategia en el mercado de cambios del banco francés Société Générale, habla de un "privilegio exorbitante del dólar". Se trata de una cualidad que hace de la moneda norteamericana el principal activo financiero que aporta casi la totalidad del PIB mundial.

"De forma permanente, hay personas que quieren comprar muchos dólares", explicó Juckes. "Mientras esto ocurra, será posible activar la máquina de imprimir billetes sin debilitar la divisa", dijo en una entrevista a la AFP.

Por eso las múltiples intervenciones del banco central estadounidense, la Reserva Federal en las últimas semanas para asegurar liquidez en el mercado no aplastaron el dólar, pues existe tanta oferta de dólares con niveles de demanda que en ocasiones la sobrepasan, que es imposible que se genere inflación o saturación inorgánica de la liquidez en la economía de EE UU y en la del resto del mundo. 

"Las medidas de la Fed para facilitar la disponibilidad y el acceso al billete verde en el mundo, cuando mucho, bajaron el ritmo al que el dólar se apreciaba", indicó Joe Manimbo, de Western Union. Sin embargo, no bajaron el ritmo de la demanda, que más bien se dispara exponencialmente por el precio casi inexistente de los créditos en dólares por el recorte de la Fed (Banco Central) de EE UU.

"Pero la demanda por valores refugio en el clima actual es más fuerte que las acciones de la Fed", matizó el experto.

Además, la necesidad de las empresas de efectivo, en un contexto de caída de ingresos, también aumenta la demanda de dólares, lo que hace de la moneda norteamericana la divisa más líquida, es decir, la más fácil de convertir en efectivo (dinero físico) en todo el mundo. @mundiario