Doce años después se liquida Recol, la empresa que estafó a miles de profesionales españoles

RECOL se dedicaba a la prestación de servicios tecnológicos a colegios profesionales
Recol se dedicaba a la prestación de servicios tecnológicos a colegios profesionales.

Coincidiendo con la burbuja de las punto com, en 2000 se lanzó el proyecto de Recol, que pretendía dar servicios de Internet a tres millones de profesionales. 

Doce años después se liquida Recol, la empresa que estafó a miles de profesionales españoles

Coincidiendo con la burbuja de las punto com, en 2000 se lanzó el proyecto de Recol, que pretendía dar servicios de Internet a tres millones de profesionales. La oferta pública de suscripción fue un éxito, captando 8.000 inversores. Solo seis meses después sus gestores habían dilapidado los 30 millones de euros recaudados.

Los juzgados están sentenciando, con práctica unanimidad, contra las entidades comercializadoras de preferentes, subordinadas y demás productos financieros “tóxicos”. Uno de los principales factores que determinan las sentencias se refiere al deficiente proceso de comercialización, por la que se habrían vendido productos complejos a clientes sin formación o conocimientos financieros suficientes para entender los riesgos de esos productos.

Aunque según Aristóteles “el ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona”, no fue este el caso de miles de economistas, ingenieros, abogados y otros profesionales estafados en el inicio de este milenio por un proyecto empresarial impulsado por algunos de sus colegios profesionales.

La génesis de la estafa

En la etapa de la burbuja de las punto com, de 1997 a 2001, cuando los índices bursátiles de los valores relacionados con empresas vinculadas a Internet, como el Nasdaq, superaron los 5.000 puntos, para disminuir hasta los 1.300 puntos tan solo un años después, concretamente a principios del año 2000, se lanzaba, con gran difusión, una compañía que nació para dar servicios a profesionales a través de Internet, que se denominó Recol Networks, S.A. Sus promotores eran la Fundación Red de Colegios Profesionales y Alkhaid Technologies, S.L.

En febrero de 2000 el capital inicial, de 60.000 euros se amplía en 10 millones, de los cuales un 75% por compensación de créditos que sus promotores le tenían concedido. Poco después, en abril, tras una intensa campaña publicitaria, se produce una nueva ampliación de capital destinada, en un 90%, a colegiados y gracias a la que captaron 29 millones de euros de unos 8.000 colegiados, de los cuales 5 millones en forma de capital y los restantes 24 como prima de emisión, lo que implicaba una valoración de la compañía en unos 90 millones de euros.

En un semestre se consumen los fondos propios

A finales del ejercicio 1999 Recol contaba con unos activos de tan solo 1,2 millones de euros. La importante inyección de recursos por importe de más de 29 millones se consume en su práctica totalidad durante el ejercicio 2000. Es aterradora la lectura de la cuenta de pérdidas y ganancias, pues los ingresos de explotación de menos de 600.000 euros, son insignificantes al compararlos con los gastos millonarios que consumen los recursos captados en la ampliación de capital. Pero lo que más indigna es el destino de la partidas principales de gasto, consumidas por personas vinculadas como la sociedad Media Estrategia, S.A., vinculada al consejero Manuel de la Rica, que se lleva 6,7 millones de euros; Alkhaid Technologies, vinculada al consejero delegado Ignacio Ozcariz, otros 4 millones; y el Colegio de Ingenieros de Caminos, cuyo presidente era el consejero Juan Miguel Villar Mir, otros 1,4 millones. En definitiva, prácticamente la mitad del gasto se derivó a sociedades vinculadas a tres miembros del consejo de administración.

Además, se contabilizan pérdidas por otros 1,4 millones. de euros por el cierre de las filiales en Argentina y México y, en el colmo de despropósitos, se invierten otros 4 millones en un edificio que finalmente es vendido en 2001. Tal es así que la auditoría de este ejercicio, firmada por Arthur Andersen, ante la falta de información, informaba que “no podemos expresar una opinión sobre las cuentas anuales del ejercicio 2000”.

El desenlace

Por acuerdo de la Junta General Ordinaria de Accionistas de 8 de marzo de 2013 se acordó la disolución y liquidación de Recol Networks, S.A. Como hemos apuntado, unos 8.000 profesionales colegiados están atrapados en esta estafa con objetivos y procedimientos no muy diferentes a los materializados en el caso de preferentes y demás productos tóxicos. Pero para ellos no hubo arbitraje y la demanda colectiva contra los miembros del consejo de administración iniciada por los perjudicados e instruida por el juez Baltasar Garzón, no prosperó, por lo que la impunidad ante las irregularidades cometidas se consolidó.

Es hora de reformar las leyes para exigir responsabilidades a los consejeros en los casos flagrantes de mala administración e irregularidades societarias. Recol hace doce años, las cajas de ahorros recientemente y ni este ni el anterior gobierno están ni se les espera. Así nos va.

Doce años después se liquida Recol, la empresa que estafó a miles de profesionales españoles
Comentarios