¿Dirige España sus empresas desde la perspectiva de los valores éticos?

Xulio Ferreiro en el Congreso CEDE.
Xulio Ferreiro en el Congreso CEDE.

Dirigir es educar, dar ejemplo y hacer que los demás crezcan a nuestro lado liberando talento. El buen directivo debe de estar preparado para superar constantemente sus propios límites, dice Fainé.

¿Dirige España sus empresas desde la perspectiva de los valores éticos?

Dirigir es educar, dar ejemplo y hacer que los demás crezcan a nuestro lado liberando talento. El buen directivo debe de estar preparado para superar constantemente sus propios límites, dice Fainé.

Bajo el lema Valores del directivo para la agenda global, destacados líderes económicos, empresariales, sociales y políticos comparten en A Coruña con directivos españoles sus experiencias y conocimientos para superar los retos de la situación económica actual. Galicia se convierte en el escenario de una jornada exclusiva, con diálogo y ponentes de primer nivel internacional: una oportunidad para crecer personal y profesionalmente, a juicio de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), cuya fundación CEDE ha sido creada precisamente con el objetivo de fomentar la excelencia en el desempeño de la función directiva en empresas, instituciones y organizaciones.

Isidro Fainé, presidente de CEDE y del grupo financieroi de la Caixa, transmite un mensaje de fuerza: "Si no mantenemos una actitud proactiva y abierta ante la información que recibimos, ante el ritmo del cambio que no para de acelerarse y ante el entorno de perfiles tan diferentes de personas con las que trabajamos, nos acabarán paralizando". Para Fainé, una mente disciplinada, sintetizadora, creativa, respetuosa y ética, son los valores y actitudes que nos preparan para la realidad. El modelo directivo del presidente de la CEDE atiende a la naturaleza del ser humano y sabe sacar lo mejor de cada uno, a través de un diálogo continuado de razonamientos encontrados. El buen directivo debe de estar preparado para superar constantemente sus propios límites y para renovarse siempre a lo largo de su vida profesional, deberá tener una actitud abierta al aprendizaje y ser lo suficientemente modesto para aprender de los demás porque -precisa- dirigir no es mandar. Dirigir es educar, dar ejemplo y hacer que los demás crezcan a nuestro lado liberando talento.

La actitud de los directivos y grandes empresarios es una actitud vital, comporta esperanza y optimismo, eficiencia para asegurar la competitividad, flexibiidad y apoderamiento para con los equipos y perseverancia, sin olvidar nunca la cortesía. Así continúa su discurso Fainé, no sin dejar de hacer hincapié en saber reconocer y liberar el talento dentro de la empresa. Habla también de la economía española y dice que su recuperación es sólida y que lidera las previsiones de crecimiento entre los países de la zona euro y , tras años de muchos esfuerzos, podemos decir que hemos corregido muchos de los desequilibrios que aún arrastrábamos de la recesión. Afirma que el paro es la principal asignatura pendiente de la economía española. Termina diciendo que sólo siendo líderes desde el alma se conseguirá confianza, estabilidad, respeto y esperanza.

El director de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno, Álvaro Nadal, habló de la recuperación y futuro de la economía española, Dice que el euro modernizó el país, ya que con la devaluación de la peseta cada cuatro años no podíamos competir. Actualmente trabajan 17 millones de personas, continúa diciendo, y la entrada del euro nos hizo más ricos. "La España del euro con crisis incluída es vez y media más rica y con vez y medio más empleo que la España de la peseta, por eso España no puede, ni por casualidad salir del euro", concluyó.

En cuanto a energía, agua y tecnología, Rosa García, presidenta de Siemens, señala que el consumo energético de una empresa ocupa el cuarto lugar entre sus costes. "La energía más barata es la que no consumimos". Aplicando la tecnología se puede ahorrar hasta un 40% en los edificios, destaca.

Angel Simón, presidente del grupo Agbar, dice que 900 millones de personas no tienen acceso a agua potable. Habla del estrés hídrico por incremento de población y sostiene que se disminuye con una adecuación a la demanda e introducción de tecnología en la agricultura e industria.

Rafael Villaseca, consejero delegado de Gas Natural Fenosa, comienza diciendo que China crecerá hasta el año 2030 en emisión de CO2 por sus políticas baratas. La solución al impacto ambiental son políticas de exigencia.

Para Cristina Garmendia, presidenta de COTEC, "la sostenibilidad de la empresa tiene que ver con el valor social". El 90% de las empresas españolas tienen menos de 9 empleados, y así es difícil invertir en I+D+i.

Según Francisco Reynés, consejero delegado de Albertis, "la necesidad de innovar lleva asociado el riesgo", "no se puede penalizar el fracaso" y "no hay innovación sin fracaso". Han sido las frases más aplaudidas a lo largo de esta mañana, en un auditorio lleno de líderes, autoridades políticas y estudiantes.

José María Álvarez Pallete, consejero delegado de Telefónica, cree que la innovación en su sector ha pasado de producir minutos a producir datos.

Apelación a la igualdad en el acto institucional
El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, dice que lo empresarial también es político, ya que es política devaluar salarios para ganar competitividad y precarizar el empleo. Basa su discurso diciendo que la recuperación económica no puede hacerse a costa de sufrir desigualdades.
Ana Pastor, ministra de Fomento, abre su discurso afirmando que sólo desde el conocimiento y talento se puede emprender. El reto, dice Pastor, es hacer una sociedad mejor y más justa. Habla de tres premisas: integridad, laboriosidad y lealtad.
Alberto Nuñez Feijóo, presidente de la Xunta, concluye diciendo que para ser un gran país hay que tener una buena cerveza "y nosotros tenemos a Estrella Galicia", apostilla. Anima a los empresarios a invertir en Galicia por los recursos humanos de las personas que integran su sociedad y por el talento de sus gentes. Termina con esta frase, muy aplaudida: "Queridos directivos, no pierdan de vista a Galicia".
El rey de España, Felipe VI, abordó dos cuestiones fundamentales para encarar el futuro, que se refieren al modo en que se debe afianzar la internacionalización, y a cómo conjugar el aprovechamiento de la experiencia con el empuje, la imaginación y la mejor adaptabilidad ante las nuevas situaciones y escenarios. Felipe VI exhortó a los directivos de las empresas españolas a que adopten valores éticos en su gestión que vayan más allá del logro de los resultados empresariales y que tengan en cuenta “la equidad, la solidaridad y la inclusión de todas las personas”.

 

¿Dirige España sus empresas desde la perspectiva de los valores éticos?
Comentarios