Buscar

MUNDIARIO

El director de Apple pide calma a China y Estados Unidos

Con los vientos de guerra comercial soplando cada vez más fuerte, Tim Cook, ha levantado la voz para instar a ambos gigantes a que mantengan las "cabezas tranquilas".

El director de Apple pide calma a China y Estados Unidos
Tim Cook, CEO de Apple. / RR SS
Tim Cook, CEO de Apple. / RR SS

Ibed Méndez

Periodista.

Tim Cook levanta la voz para llamar a la calma. Con los vientos de guerra comercial soplando cada vez más fuerte, el director de Apple ha instado a China y Estados Unidos a mantener las "cabezas tranquilas". El líder de la firma de la manzana ha llamado este sábado a la calma y ha elevado su bandera en favor de un intercambio comercial abierto.

El temor de que estalle una guerra comercial entre ambas potencias por las sanciones a las importaciones ha encendido las alertas de las grandes compañías. El choque entre las dos economías más grandes del mundo abriría pasó a una catástrofe y los responsables tecnológicos lo saben.

"Soy consciente de que tanto en los Estados Unidos como en China ha habido casos en que todos no se han beneficiado, donde el beneficio no ha sido equilibrado", apuntó Cook en el China Development Forum, un foro celebrado en la capital de China este fin de semana, en el que participan diversas personalidades internacionales.

Xi Jinping, presidente de China y Donald Trump, presidente de Estados Unidos. dw.com

Xi Jinping, presidente de China y Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / dw.com

La bandera de paz de Cook llega luego de una semana tensa, en la que todas las alertas se encendieron luego de que Donald Trump anunciara la imposición de nuevos aranceles a China por un valor de hasta 60.000 millones de dólares (48.549 millones de euros) anuales por supuestas afrentas a la propiedad intelectual estadounidense, una jugada que se suma a los polémicos aranceles del 25 % para las importaciones de acero y del 10 % para las de aluminio, apunta el diario español El Economista.

Pekín, por su parte, dejó claro que no se quedaría de brazos cruzados ante el ataque del inquilino de la Casa Blanca y en respuesta al movimiento el pasado viernes anunció que está considerando imponer aranceles de hasta 3.000 millones de dólares (2.400 millones de euros) a las importaciones de algunos productos de Estados Unidos.

La batalla tiene todos los ingredientes para convertirse en el mayor desastre comercial internacional de la historia. Los gigantes están listos para enfrentarse. Mientras tanto, los ejecutivos de las grandes firmas, conscientes de las terribles consecuencias que podrían enfrentar en los próximos meses, piden calma. @mundiario