Diez opciones para adaptar el capital humano con una perspectiva alemana

Angela Merkel. / RR SS
Angela Merkel. / RR SS

Empleo en la Era 4.0: Un punto de vista alemán constituye esta serie de 5 artículos que está publicando MUNDIARIO, que también se plantea si España podrá afrontar con éxito los cambios que se avecinan como consecuencia del progreso tecnológico y digital. (IV)

Diez opciones para adaptar el capital humano con una perspectiva alemana

Llegamos al penúltimo capítulo de esta serie –el IV–, en el que nos planteamos cómo podemos y debemos orientar nuestros esfuerzos políticos, económicos y sociales para adaptar al capital humano desde ya a los nuevos tiempos que se avecinan. Si tuviese la respuesta, probablemente algún gobernante estaría ávido de escuchar mis recetas y pagarme por ellas...

En términos generales, podemos aprender de algunas claves que han hecho posible que en Alemania el paro esté a niveles mínimos, que sus empresas sigan siendo enormemente competitivas en los mercados internacionales y que el nivel de vida de sus ciudadanos esté entre los más altos del continente.  Voy a nombrar 10, siendo consciente que ni son todas las que están, ni están todas las que son.

1. Tradición de diálogo, compromisos y acuerdos en la política

Alemania siempre tuvo gobiernos de coalición, cuando un partido no había logrado la mayoría absoluta. Y tres veces una Gran Coalición. En los últimos 70 años no se concibió nunca un gobierno de minoría parlamentaria. Como resultado, la política alemana ha sido capaz de llevar a cabo reformas sin sobresaltos. La excepción de la regla fue el gobierno de Gerhard Schröder, formado por Socialdemócratas y Verdes, que con su radical Agenda 2010 logró reestructurar el Estado de bienestar, reducir el alto déficit público e impulsar el crecimiento económico.

Ahora, que las últimas elecciones generales del pasado septiembre han dado como resultado un Parlamento mucha más fraccionado y que las negociaciones para formar un gobierno Cristianodemócrata de la CDU y CSU con los Verdes y los Liberales de la FDP fracasaron, una cuarta Gran Coalición está a punto de estrenarse. Después de haberse puesto de acuerdo en un programa de gobierno que ataque, entre otros problemas, los energéticos, medioambientales, de refugiados, inmigración, fiscalidad o seguridad ciudadana en el país, solo faltaba que los 246.723 afiliados al partido socialdemócrata diesen su visto bueno al pacto, reflejado en 177 páginas. Lo que hicieron el 4 de marzo, con una mayoría del 66%. ¿Después de seis meses con un gobierno en funciones, se está españolizando Alemania, como escuché decir a un comentarista radiofónico? Por lo menos ha pasado por una etapa política llena de incertidumbres, también en el tema europeo.

Una vez que los miembros del SPD han dicho que sí a la Gran Coalición, no cabe duda de que el nuevo gobierno  convergerá con las propuestas reformistas del presidente francés Emmanuel Macron, manteniéndose en el sendero de una Alemania europea y no cayendo en el error de propagar una Europa alemana. 

2. La estructura empresarial, orientada a producir el mayor valor añadido posible

La economía alemana se caracteriza no tanto por sus gigantes empresariales, que con Siemens, Mercedes Benz, Volkswagen, Bayer o SAP también los tiene, sino por sus pymes industriales más bien de tamaño medio tirando a grande que son líderes mundiales en sus segmentos de mercado, y que, por ser mayoritariamente empresas familiares, están orientadas a generar beneficios más a largo que a corto plazo, a invertir fuertemente en I+D+i y a desarrollar procesos de producción y distribución sofisticados y eficientes.

Estos "hidden champions", como se les suele dominar en Alemania, son los responsables máximos de su éxito exportador. Entra ellos se encuentran Schüco, Freudenberg, Würth, Stihl o Trumpf.

3. Relaciones laborales basadas en diálogo, compromisos y acuerdos

No solo en los consejos de supervisión de las sociedades anónimas hay paridad entre los representantes del capital y de la plantilla, también en las sociedades limitadas se practican políticas de información fluida y transparente para asegurar un clima de credibilidad y confianza mutua que haga posible llegar a pactos desde posiciones opuestas, pero siempre con un fin común: el buen funcionamiento de la empresa. También en casos de despidos por avances tecnológicos o crisis de mercado. Huelgas suelen verse como último recurso. Ahora bien, en los últimos tiempos han salido a la luz escándalos de compadreo, por no utilizar la palabra corrupción, entre los representantes del capital y de los trabajadores que han dañado la imagen del modelo: sirva como ejemplo la manipulación de las emisiones contaminantes por parte de Volkswagen, que llevó a Der Spiegel a publicar una portada con el título "El Suicidio" y un fotomontaje de un coche de la marca VW siendo llevado a un entierro. Me parece poco probable que los representantes de los trabajadores en el consejo de supervisión no estuviesen al tanto de la trama de manipulaciones y mentiras, ideadas por un consejo de administración en su afán de sobrepasar a Toyota como la marca automovilística número uno del mundo.

La pérdida de prestigio e imagen no solo afectó a Volkswagen, sino a toda la industria alemana -  aunque duró poco tiempo. Como me pronosticaba por esas fechas un amigo alemán: "Pasaremos por un bache, pero recuperaremos pronto el terreno perdido. Porque tanto los coches de VW como la gran mayoría de productos y servicios alemanes siguen siendo tecnológicamente muy avanzados y económicamente muy competitivos." Así ha sido. Ojalá el escándalo Volkswagen sirva para profundizar en las buenas prácticas de las relaciones laborales en Alemania y eliminar las malas.   

4. Formación Profesional Dual: El acceso de los jóvenes al mundo laboral

No hay que viajar a Alemania para conocer las virtudes de este sistema. En Madrid y Barcelona se crearon hace más de 30 años dos centros de FP dual, que con el nombre actual de FEDA-Business School combinan durante los dos o tres años del curso las clases teóricas (un 35% del tiempo) con la formación práctica en empresas (un 65%). Estas pagan un salario a sus alumnos, por lo que son los primeros interesados que los graduados se queden en plantilla, para rentabilizar la inversión en este talento juvenil y en sus formadores.

Aunque en auge, la Formación Profesional sigue siendo el "patito feo" del mundo educativo en España, porque existe la percepción en la opinión pública que una carrera universitaria aporta mucho más prestigio social, cuando un titulado en FP suele contribuir tanto al desarrollo de la economía como cualquier otro graduado. La experiencia en Alemania así lo demuestra. Con más de 100 años desde su puesta en marcha, existe el compromiso no escrito por parte de la patronal alemana de poner a disposición de los jóvenes que se deciden por la FP dual el número de plazas correspondiente. Eso no significa que una o un joven pueda elegir la empresa en la cual hacer sus prácticas, pero sí que tiene asegurada/asegurado alguna plaza en alguna empresa de uno de los sectores de la economía que más le interese.

En el curso 2016/2017, un total de 520.000 estudiantes estuvieron cursando la FP Dual en Alemania. Gobernantes, empresarios y sindicatos, así como los medios de comunicación han logrado que los graduados de FP tengan una alta valoración en la escala social. Por suerte, hay pequeños avances en España: ya son 24.000 jóvenes los que están apuntados a la FP Dual. No son muchos, pero muchos más que hace 5 años.

5. La legislación laboral alemana, hecha a medida

Se trata de una legislación laboral que es clave para que los trabajadores de empresas en crisis puedan reducir su jornada y que los desempleados tengan más fácil acceso al mundo laboral. Como apunta el diario ABC, flexibilización es la palabra mágica: "Cuando una fábrica debe reducir su producción por una caída en la demanda, se permite la posibilidad de suspender temporalmente los empleos excedentes, dejando así que los trabajadores mantengan su puesto en espera de una recuperación del mercado. Lo que aquí sería un ERE de extinción apenas se aplica, sino que el modelo se asemeja más a los ERE temporales, aunque su tramitación es mucho más ágil, ya que no requiere tantos trámites administrativos como en España…

Con la suspensión temporal de empleo alemana, la empresa paga el 10% del salario y la administración el resto. Los trabajadores tienen que hacer, por su parte, cursos de reciclaje para adaptar sus capacidades mejor a las exigencias del mercado laboral…La reducción de jornada es la otra gran fórmula para evitar despidos masivos de trabajadores en contextos de crisis", Por lo general, jornada y sueldo se reducen en un tercio, con la opción del trabajador de cobrar hasta el 100% de su salario normal si se sigue formando. Para facilitarles la incorporación al mundo laboral a desempleados de larga duración o a personas que, después de un tiempo fuera de él o por primera vez, quieran trabajar, se  introdujeren 2003 los Minijobs, que tienen un límite de remuneración  exentos de pago de cotizaciones, situado en 450 euros al mes, los Minijobs, que son empleos remunerados entre 450,01 y 850 euros, que sí tienen recargas sociales, y los Minijobs breves, que consisten en ocupaciones que no superan los 3 meses o 70 días laborales al año y que no tienen en cuenta los ingresos. Se pueden tener varios Minijobs, eso sí, con la obligación de cotizar a la Seguridad Social.

Con estas fórmulas han logrado entrar en el mundo del trabajo 5 millones de alemanes; y se calcula que a por lo menos un tercio de ellos este empleo precario les ha servido como trampolín para uno mejor. También existen, como en España, aparte de los deseados contratos indefinidos, varios modelos de empleos temporales, con una tendencia siempre mayor por parte del empresariado a favorecer la segunda opción. Algo que preocupa a los sindicatos alemanes, con razón. Y que la nueva Gran Coalición se ha propuesto analizar a fondo y buscar fórmulas que frenen la tendencia.

6. Un buen nivel de conocimiento teórico y práctico

La Formación Continua es clave para el acceso del capital humano al conocimiento marcado por los avances tecnológicos y digitales:  En un mundo tan cambiante, el profesional que crea que tras sus estudios de cualquier tipo ha terminado su formación, no tendrá futuro.

Si la empresa tiene la responsabilidad de ofrecer a sus trabajadores posibilidades para que se puedan seguir formando, el empleado tiene la obligación de aprovechar toda oferta que se le presente para poner el nivel de sus conocimientos a la última. Dado que el Estado favorece este ecosistema de formación continua, Alemania mantiene un buen nivel de conocimiento teórico y práctico de su capital humano, lo que permite unos niveles salariales relativamente altos.

7. Las inversiones en I+D+i, básicas para los cambios tecnológicos

Alemania tiene una política que fomenta las inversiones en I+D+i, clave para que las empresas se adapten a los cambios tecnológicos y digitales: Alemania es el país europeo que más patentes registra por año, con cerca de 6.200 de un total de 52.000 en todo el mundo, y que, junto con los Estados Unidos de América y Japón, lidera la innovación a nivel mundial. Entre las medidas de fomento del I+D dignas de mencionar, resaltaría el Pacto por la Investigación y la Innovación, que garantiza a las instituciones de investigación no universitarias, entre otras a las sociedades Max Planck y Frauenhofer, y a la Sociedad Alemana para la Investigación un aumento anual de las subvenciones en torno al 5%. Así como la Iniciativa de Excelencia, cuyo objetivo era invertir 2.700 millones de euros entre 2011 y 2017 para promover la cooperación interdisciplinaria entre las universidades, los institutos de investigación extrauniversitarios y el sector privado.

Estos programas han ayudado a situar a Alemania a la cabeza de las grandes economías europeas, en cuanto a la inversión total en I+D en relación con el PIB: según un estudio de la EAE Business School, sus 2,85% superan el 2,27% de Francia, el 1,71% de Gran Bretaña, el 1,29% de Italia y el 1,19% de España. 

8.- Sana competencia en educación entre los estados federados

La Educación Primaria y Secundaria siempre está orientada a la excelencia, como consecuencia de una competencia sana entre los estados federales por el mejor modelo. Como toda el área de educación, con excepción de la FP, también el sistema escolar es asunto de los Länder, que tienen un alto grado de independencia para definir y desarrollarlas. Tradicionalmente ha gozado de una buena reputación. Por eso, el primer informe PISA de 2000 que le otorgaba un "aprobado raso" fue recibido como un jarro de agua fría por las autoridades alemanas.

La competencia entre los Länder desatada por PISA ha llevado a buscar posibles remedios como dedicarle más dinero a la educación escolar para poder reducir el número de alumnos por clase, contratar más profesores, copiar los métodos de países mejor valorados como Finlandia o discutir sobre las bondades del horario de 9.00 a 17.00 horas (Ganztagsschule), en vez del de toda la vida, de 8.00 a 14.00 horas. Como consecuencia de esta competencia por el mejor currículo escolar, Alemania mejoró bastante en los informes PISA posteriores, aunque sigue a la estela de Singapur, Finlandia, Japón o Canadá. Países en los cuales la enseñanza primaria transmite modélicamente que la vida es un cúmulo de oportunidades, que la tolerancia a lo diferente en un mundo siempre más globalizado es hoy más importante que nunca y que la convivencia es muy complicada sin valores compartidos. Y en los cuales la enseñanza secundaria promueve las virtudes de las humanidades, de la sociedad del conocimiento, de la revolución tecnológica, de las nuevas plataformas de comunicación y de los trabajos en equipo, con proyectos interdependientes y multidisciplinarios.

9. La Universidad alemana, orientada a la excelencia

Las universidades se orientan en este sentido como consecuencia de su competencia por fondos estatales:  En su mayoría son universidades públicas que no cobran tasas, aunque sí un importe semestral que, dependiendo del Estado federal en el que encuentren, varía en torno a los 200 euros.  También ellas, que antes se consideraban templos del conocimiento con alto prestigio internacional, habían quedado rezagadas en los rankings mundiales, lo que llevó a la puesta en marcha desde 2005 de una Iniciativa por la Excelencia.

Una comisión con representantes del Gobierno central y de los 16 Länder es la encargada de repartir los dineros asignados por el Estado a 40 Centros de Investigación "excelentes" para la formación de jóvenes doctorandos, para clúster de excelencia que conectan las universidades con institutos y empresas, así como para Centros de investigación de 20 Universidades que apuestan por programas con proyección internacional. Entre estos Centros Universitarios de Excelencia se encuentran las Universidades Técnicas de Múnich y Aquisgrán, así como las Universidades de Heidelberg y Humboldt de Berlín. Objetivo de esta política: que pronto las universidades alemanas puedan competir en calidad y atracción del talento con Cambridge, Oxford o la London School of Economics.

10.- Escuelas y carreteras, pendientes de inversiones

Se trata de unas inversiones en infraestructuras que la nueva Gran Coalición se ha propuesto aumentar considerablemente, como consecuencia del deterioro que sufren no solo escuelas y carreteras: "Son el resultado de décadas de falta de inversión en un país que, sin embargo, acumula un superávit récord", escribió Ana Garbajosa en El País.

Según el banco de desarrollo alemán KfW, Alemania tiene un déficit de inversión en infraestructuras de 126.000 millones de euros para carreteras, puentes, vías de trenes, escuelas, tendidos eléctricos, edificios públicos, etc., que se han quedado obsoletos y que hay que reemplazar o reformar. Además de la necesidad imprescindible para ponerse al día en la digitalización, una asignatura pendiente desde hace muchos años. De momento, el nuevo Gobierno tiene la intención de gastarse en los próximos 4 años adicionalmente 46.000 millones de euros, haciéndose así eco de la opinión de muchos expertos que la Revolución Industrial 4.0 demanda la puesta al día en infraestructuras, si Alemania quiere seguir siendo el carro que tira de la economía europea. @mundiario

Diez opciones para adaptar el capital humano con una perspectiva alemana
Comentarios