Buscar

MUNDIARIO

La destrucción de empleos en Reino Unido podría desencadenar una ola migratoria de europeos

El país vive un complejo contexto en el que podría perder 560.000 millones de dólares ante la contracción económica que la crisis del coronavirus provocó tras la caída del consumo.
La destrucción de empleos en Reino Unido podría desencadenar una ola migratoria de europeos
El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson (tercero de izquierda a derecha) inspeccionando una construcción en Londres, la capital británica / El País.
El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson (tercero de izquierda a derecha) inspeccionando una construcción en Londres, la capital británica / El País.

La sexta mayor economía del mundo está al borde de un colapso en la estructura de la fuerza de trabajo que produce todo el capital financiero, industrial y humano que a su vez mueve a un país que decidió deslindarse de la Unión Europea para trazar su propio camino con soberanía y cero injerencia presupuestaria de la cúpula de poder en Bruselas.

Y es que con una recesión de más del 20% en su producto interno bruto, el Reino Unido ha perdido mucho más que flujos de capitales e inversiones, sino que también ha sufrido los embates de una crisis que se prolonga con la pandemia de coronavirus y ahora le resta volumen a su sistema de producción, manufactura, industrialización y movilización de los recursos internos. Pero esto no solo afecta a los británicos, también perjudica a los europeos que viven en esa potencia que una vez fue el motor económico de la Unión Europea.


Quizás también te interese:

La tercera mayor economía del mundo cayó un 7,8% en junio por la pandemia


La crisis del coronavirus ha dejado sin trabajo a cerca del 12% de los europeos que estaban contratados en el Reino Unido, un impacto que puede llevar a la salida de miles de ciudadanos de la UE del país y acelerar así un proceso de descapitalización financiera, humana y laboral que lastrará aún más la maltrecha economía británica. 

Se trata de un complejo contexto en el que el país podría perder 560.000 millones de dólares ante la contracción económica que la crisis del coronavirus provocó tras la caída del consumo y las fugas masivas de capitales por más de 150.000 millones de dólares a causa de la caída de los mercados mundiales en febrero en una especie de efecto dominó con el estallido de la pandemia hace seis meses.

Las medidas de confinamiento contra la pandemia han afectado especialmente a la hostelería, un sector en el que hasta una cuarta parte de los empleados provienen de la Unión Europea (UE) y que vio como su actividad se desplomaba un 86,7 % entre abril y junio, según la Oficina Nacional de Estadísticas del Reino Unido. 

Esto implica que podrían perder hasta más de 1.520 millones de euros en salarios que no circularán como flujos de rentas en ingresos entre la población por la paralización de la actividad económica a causa de la pandemia. @mundiario