Las desigualdades sociales: ¿se acaba el actual sistema capitalista?

Thomas Piketty con su nuevo libro.
Thomas Piketty con su nuevo libro.

El libro de Thomas Piketty pone de actualidad la poca validez del capitalismo actual. Se espera otra forma de funcionamiento económico de la sociedad: un nuevo sistema capitalista.

Las desigualdades sociales: ¿se acaba el actual sistema capitalista?

El libro de Thomas Piketty pone de actualidad la poca validez del capitalismo actual. Se espera otra forma de funcionamiento económico de la sociedad: un nuevo sistema capitalista.

El sistema capitalista ha funcionado desde Adam Smith hasta después de la II Guerra Mundial. El capitalismo funcionó como un sistema casi perfecto: Libre concurrencia en un mercado libre. Se ha roto la concurrencia perfecta, intervienen factores que la trastoca y los beneficios son de los poderosos y bancos, pero las pérdidas las paga la clase trabajadora, la sociedad.

El FMI se creó el año 1944 en Breton Woods con la idea de “Fomentar la cooperación monetaria internacional además de garantizar la estabilidad financiera”. Pero tres hechos han venido a decir a muchos tratadistas que el sistema capitalista se ha acabado:

1) En 1971 el presidente de los Estados Unidos Richard Nixon suspende la convertibilidad del dólar/oro imperante desde 1944 en la reunión de Bretón Woods  a la que había asistido el economista J.M.Keynes.

2) El presidente de los Estados Unidos Ronald Reagan aplica los principios de los economistas de la Escuela de Chicago, la desregularización financiera, se basa en menos estado y menos leyes reguladoras. No imponen condiciones a la banca y desregulan lo que había. El Estado del Bienestar es lo contrario del neoliberalismo preconizado por los economistas Friedich Hayek y Milton Friedman y aplicado por el presidente Ronald Reagan.

3) La Globalización. Se conduce a determinados países a contraer préstamos que los atan a deuda perpetua, para luego imponerles sus reglas dirigidos por el FMI, el BM y la OMC, a través de las empresas multinacionales. Los movimientos antiglobalización denuncian el modelo económico capitalista y las empresas multinacionales que son los responsables de las desigualdades entre el primer y tercer mundo. Con la globalización se privatizan los sectores económicos, aumentan las empresas multinacionales, decaen los estados nacionalistas, aumento de la competencia, de la calidad, pero produce menos trabajo y salario, sobreexplotando el medio ambiente.

El capitalismo en la forma actual no funciona:

> por informaciones previas de actores que concurren al mercado, sobre todo en la economía financiera.

> por la existencia de monopolios y de la economía financiera (venta de productos fraudulentos, hipotecas subprime, bonos basura).

> por apoyo de los gobiernos. (Estados Unidos apoyó a los bancos grandes para que no quebrasen, igualmente ayudó a la General Motors para que pudiese salir de la bancarrota). Esto está totalmente en contra de lo que es un sistema Capitalista.

El modelo actual de consumo conduce a las periódicas crisis debido a los desequilibrios. Un fracaso del sistema capitalista es la gran desigualdad producida entre países de primera fila y los del tercer mundo y desigualdad con los nuevos países capitalistas emergentes. Desigualdad entre ciudadanos de los diversos países durante los años posteriores a la postguerra. Se está eliminando conscientemente a la clase media, para que sólo existan dos clases: la alta y la baja, la de los amos del mundo, los poderosos y la de los trabajadores.

Las desigualdades producen rentas bajas, menos crecimiento, rompe el principio de igualdad de oportunidades para favorecer a los corruptos. Igualmente la desigualdad es negativa por una obsesiva ganancia en poco tiempo al no preservar adecuadamente el medio ambiente necesario para el futuro de la humanidad.

El desarrollo no casa con el poder del mando. Tal vez lo primero que aparezca sea más autoritarismo, para después mediante la revolución venidera producir cambios sustanciales.

¿Qué sistema sustituirá al capitalismo? El nuevo sistema sería un mercado libre pero controlado por los poderes del estado para evitar sus desmanes, actuando en una economía libre pero regulada, dentro de una sociedad tendente  a la socialdemocracia, con votación directa, en listas abiertas, por distritos electorales para garantizar que los políticos responden ante sus votantes.

1º) El nuevo sistema debe ir a una regulación global del capitalismo, con normas claras que eviten las crisis, burbujas y cracs mundiales, afianzando las decisiones públicas con gran dominio sobre las privadas, puede ser un buen camino para el futuro.

2º) En el capitalismo actual brillan los bancos comerciales a los que el sistema ha desregulado leyes para que campen a sus anchas. En el nuevo sistema se les debería prohibir cualquier actividad que no sea recibir dinero en depósito y realizar crédito, préstamos sobre los depósitos, actividad tradicional de la banca. Cerrar por ley el crédito de los bancos centrales a los comerciales para que no se embarquen en aventuras como lo que hacían los  bancos de inversión (ahora cerrados en USA) que realizaban cualquier actividad financiera muchas veces ficticias, irreales, dando grandes sueldos, bonus y demás aunque su actividad generase pérdidas.

3º) Controlar la economía financiera, en la que se vende lo que no se tiene: derivados, compras y ventas a crédito, preferentes, subyacentes, ETF´S etc.

4º) En el nuevo sistema la clase política no debe CEDER su poder a los tecnócratas financieros de Wall Street o de la Bolsa de Londres, verdaderos lugares de creadores de burbujas, deben ser controlados, “el derrumbe del capital arrastra al fin del estado”.

5º) El nuevo sistema debe evitar la desigualdad entre países, los países deben defenderse de la mala globalización, con barreras de entrada a productos del exterior con precios dumping, precios de economía sumergida, de bajos costos de producción por salarios de miseria a sus trabajadores, los precios repercuten en los países importadores al tener que cerrar sus fábricas por no poder competir.

6º) Con sus empresas multinacionales Estados Unidos domina el capitalismo actual, su objetivo es extender la globalización en toda la economía del orbe y controlarla con los organismos donde tiene el poder: FMI (Fondo Monetario Internacional), BM (Banco Mundial) y OMC (Organización mundial del Comercio).

7º) Los diversos países que participan en el FMI, BM, OMC deben lograr un equilibrio para que los norteamericanos no tengan “el poder” total en todas las votaciones, una auténtica “ley del embudo”.

8º) El nuevo sistema debe preservar el medio ambiente, que la producción barata no sea a costa de destruir la naturaleza.

9º) El nuevo sistema debe proteger la libertad, prosperidad y la solidaridad. Fomentar la igualdad de oportunidades entre los ciudadanos para evitar desigualdades que producen menos rentas salariales y corrupción. Los trabajadores tendrían que participar en los Consejos de Administración de las empresas, por ley, tal como ya ocurre en Alemania y participar en el capital de las mismas.

10º) El nuevo sistema debe fomentar el crecimiento de la Clase Media, la que más crea empleo, la que más consume, la que más paga impuestos y la que más contribuye a la estabilidad de los países.

Conclusión: el Sistema Capitalista actual, para ser eficaz, debe resolver los graves problemas del paro y las desigualdades sociales en los diversos los países.

Las desigualdades sociales: ¿se acaba el actual sistema capitalista?
Comentarios