Buscar

MUNDIARIO

El desempleo subió en los países de la eurozona con la llegada de vacaciones en julio

Esto implica que 31 millones 600.000 ciudadanos europeos -de países como Alemania, Francia, Italia, España, Suecia, etc.- han sido excluidos del sistema de consumo y de fuerza de trabajo en sus respectivos mercados laborales.
El desempleo subió en los países de la eurozona con la llegada de vacaciones en julio
Una agencia de empleo en Dortmund, Alemania / Pixabay.
Una agencia de empleo en Dortmund, Alemania / Pixabay.

La cultura europea tiene un elemento muy arraigado en su idiosincrasia; el ocio y el esparcimiento social-familiar que, de hecho, tiene un efecto indirecto en el indicador que más alarma ha causado en todo el establishment tecnócrata encargado de administrar la economía del bloque de países más desarrollado de Occidental: la Unión Europea.

Y es que existe una conexión entre el desempleo, atizado a partir de marzo con la llegada de la pandemia de coronavirus, junto con el inicio de las vacaciones de verano en los países europeos. La tasa de desempleo de la eurozona (los países que usan el euro como moneda común) siguió subiendo en julio, con el inicio de la temporada vacacional con un incremento de dos décimas frente a junio, y se situó en el 7,9% durante el séptimo mes de 2020, según informó este martes la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.


Quizás también te interese:

La UGT dice que espera tener la ley de teletrabajo este mes y un acuerdo rápido en los ERTE


Esto implica que 31 millones 600.000 ciudadanos europeos -de países como Alemania, Francia, Italia, España, Suecia, etc.- han sido excluidos del sistema de consumo y de fuerza de trabajo en sus respectivos mercados laborales nacionales con una pérdida estimada de 63.200 millones de euros en salarios que no serán pagados a esos trabajadores que se vieron afectados por los cierres o suspensiones de nóminas de las empresas ante el estallido de la pandemia, el confinamiento, la paralización de la actividad económica y la baja en la producción por el miedo colectivo al contagio. 

El informe de la Eurostat precisa que en el conjunto de la Unión Europea (UE), el paro aumentó una décima, hasta el 7,2%. Por lo tanto, el producto interno bruto (PIB) per cápita, es decir, el valor de la economía de la eurozona según la renta o ingreso promedio de cada ciudadano laboralmente productivo en la región, se sitúa actualmente en unos 34.790 euros, pero con el auge del desempleo por la crisis del coronavirus podría caer hasta los 31.000 euros. 

Este es el reflejo de que el alza del turismo, pese a esta crisis sanitaria, no necesariamente se traduce en ganancias, pues mientras más europeos utilicen sus ahorros para vacacionar y no se reintegren a sus labores por despidos o recortes empresariales, el gasto crecerá en una brecha muy grande con respecto a los niveles de producción monetaria e ingreso de la población de las naciones del euro. @mundiario