Buscar

MUNDIARIO

Los descorazonadores datos en España: nacen menos españoles y mueren más

Además, el problema de la infertilidad sigue patente: de aquellas parejas que quieren tener hijos, alrededor de un 20% de ellas presentan problemas relacionados con la fertilidad.

Los descorazonadores datos en España: nacen menos españoles y mueren más
Padre y bebé. / Pixabay
Padre y bebé. / Pixabay

Firma

Judith Muñoz

Judith Muñoz

La autora, JUDITH MUÑOZ, es escritora y periodista. Fue coordinadora general de MUNDIARIO, donde actualmente es adjunta al Editor. Fue redactora del periódico Xornal de Galicia y también formó parte del equipo del periódico La Voz de Galicia y de la agencia Quattro Idcp. Es autora del libro de poesía Anhelo. @mundiario

Actualmente, una de cada cinco mujeres necesita recurrir a técnicas de reproducción asistida para quedarse embarazada y alrededor de un 20% de las parejas españolas en edad reproductiva presentan problemas de fertilidad, ya sea por problemas exclusivos del hombre o de la mujer. Es un porcentaje que va en aumento "debido al retraso de la maternidad y al deterioro de la fertilidad del varón", según la información aportada por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO). La fertilidad es óptima a los 30 o 31 años, pero a partir de esa edad se produce un declive, más acusado a partir de los 37 o 38 años.

De cada cien niños que nacen en España, tres han sido concebidos mediante reproducción asistida, solo la mitad de las parejas estériles buscan ayuda y se calcula que únicamente el 22% llegan a recibir tratamiento médico por falta de información, razones económicas o morales.

En línea con esta falta de fertilidad, la última noticia es que en el primer semestre de este año 2018, entre enero y junio, en España solo han nacido 179.794 bebés, la cifra más baja de toda la serie histórica que comenzó a elaborarse en 1941. Los nacimientos han descendido en todas las comunidades autónomas, aunque de forma más acusada en La Rioja, donde cayeron un 13,7 %, seguida de Extremadura, con un 10,3 % y de Cantabria, con un 7,8 %. Y destaca el INE el aumento de los nacimientos de madre extranjera que suponen dos de cada diez. 

Mueren más de los que nacen

En el mismo periodo fallecieron 226.384 personas, un 2,1% más que en el primer semestre de 2017, con lo que el crecimiento vegetativo (nacimientos menos muertes) presentó un saldo negativo de 46.590 personas, según datos de Instituto Nacional de Estadística (INE), consolidando así la tendencia de 2017.

Las Comunidades que más población han perdido han sido Galicia, con un descenso de 9.135 personas; Castilla y León, con 7.857 menos y la Comunidad Valenciana con un descenso de 5.959 habitantes.

En cuanto a los matrimonios, entre enero y junio, se han registrado 69.777, un 5,7 % menos que en el mismo periodo de 2017.

El INE también ha publicado los datos definitivos de 2017, según los cuales, nacieron 393.181 bebés y hubo 424.523 defunciones, con lo que la pérdida de población fue de 31.342 personas.

¿En qué se traduce esto?

Con un envejecimiento constante de la población y una tasa de paro en España del 14,8 %, los futuros ancionos o, lo que es lo mismo, los jóvenes de hoy, vivirán más, pero habrán estado desempleados en algún punto de su vida productiva y habrán recibido sueldos menores, por lo que sufrirán mayores riesgos económicos y/o de desigualdad en la vejez.

La OCDE ya señaló hace unos meses que se debe actuar cuanto antes en España y aceptar los retos que plantean para el sistema público de pensiones el envejecimiento y el mercado laboral. Entre las medidas que proponen se encuentran prolongar la vida laboral y para los jóvenes, promover un buen comienzo en la vida laboral que aúne educación + trabajo. @opinionadas