El débil arranque de año obliga al Gobierno a recortar al 6,5% su previsión de crecimiento

Nadia Calviño. / Mundiario
Nadia Calviño. / Mundiario

Calviño rebaja la previsión de crecimiento del PIB español del 9,8% al 6,5% en 2021 y la aumenta hasta el 7% en 2022.

El débil arranque de año obliga al Gobierno a recortar al 6,5% su previsión de crecimiento

El Gobierno rebaja más de tres puntos su optimismo. El débil arranque de 2021 ha obligado a la vicepresidenta segunda, Nadia Calviño, a recortar este viernes la previsión de crecimiento del PIB español del 9,8% al 6,5% en 2021. El Ejecutivo también espera que para 2022 el crecimiento sea de 7% y el paro vuelva a su nivel precrisis: 14,1%.

En la presentación del nuevo escenario macroeconómico, Calviño ha admitido que los primeros tres meses han “provocado un replanteamiento del conjunto del ejercicio”, debido a que la actividad no ha arrancado el curso como se esperaba, las subvenciones comunitarias no se ejecutarán a la velocidad prevista por la Moncloa, y el repunte de la pandemia tras la Navidad, agravado por la parálisis en el consumo derivada del temporal Filomena, han echado a tierra sus predicciones. 

“La recuperación se ha ralentizado en este inicio de 2021, con un primer trimestre por debajo de lo que esperábamos en octubre”, ha insistido, antes de aclarar que el crecimiento no se ha perdido, solo retrasado. “Retrasamos en un trimestre la recuperación”, ha añadido Calviño, que confía en un “fuerte rebote” para la segunda mitad del año, impulsado por la vacunación y la llegada de los fondos europeos. 

Las perspectivas de paro mejoran

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha mejorado las perspectivas de paro desde una tasa del 16,3% al 15,2% a cierre de este año, teniendo en cuenta que los datos de empleo de marzo fueron positivos. La vicepresidenta ha explicado que las estimaciones contemplan que se alarguen los ERTE durante todo el año, lo que reducirá el aumento del paro en 2021. 

 

Los fondos europeos 

Nadia Calviño ha subrayado que el impacto de los fondos europeos para el periodo 2021-2022 no ha cambiado, aunque ahora se alinea con entidades como el Banco de España, que vaticinan que el retraso en el gasto traslada su beneficio al año siguiente. El Gobierno ha aplazado a 2022 inversiones que antes se daban por hechas este año.

La revisión reduce el abismo entre las perspectivas del Ejecutivo y otros grandes organismos económicos nacionales e internacionales. El Banco de España ha recortado la previsión de crecimiento de la economía hasta el 6%, mientras que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha calculado un avance del PIB del 6,6% frente al 8,2% del escenario central estimado el pasado otoño, según El País.

El Fondo Monetario Internacional (6,4%), la OCDE (5,7%) y Bruselas (5,6%) también habían apostado por un crecimiento mucho más prudente que el previsto por el Gobierno para 2021; y el escenario no es distinto para 2022: el 7% de mejora del Gobierno supera ampliamente el 5,3% de la Comisión Europea o el 4,7% del FMI. @mundiario

El débil arranque de año obliga al Gobierno a recortar al 6,5% su previsión de crecimiento
Comentarios