Buscar

MUNDIARIO

Si el banco deja de considerarme joven, ¿qué alternativas tengo?

Las cuentas joven nos permiten disfrutar de muchos beneficios, como descuentos y la ausencia de comisiones. Pero, al alcanzar cierta edad, el banco deja de considerarnos jóvenes.
Si el banco deja de considerarme joven, ¿qué alternativas tengo?
Jóvenes. / Pexels
Jóvenes. / Pexels

Firma

HelpMyCash

HelpMyCash

HELPMYCASH es una firma de analistas de productos financieros (cuentas, depósitos, tarjetas, hipotecas...) que colabora en @mundiario

Las cuentas joven nos permiten disfrutar de muchos beneficios, como descuentos y la ausencia de comisiones. Pero, al alcanzar cierta edad, el banco deja de considerarnos jóvenes.

Cuando somos jóvenes, los bancos nos tratan con mimo. Nos ofrecen cuentas joven sin comisiones, sin requisitos y, además, muchas ventajas como descuentos en ocio, cultura o gastronomía. Sin embargo, llega un momento en el que los bancos dejan de considerarnos jóvenes a pesar de que la línea divisoria que separa la juventud de la madurez es subjetiva y así lo demuestran las distintas entidades, tal y como se ha analizado desde el comparador financiero HelpMyCash.com

Los bancos de España sitúan franjas dispares en sus cuentas joven, la mayoría entre los 25 y los 30. ¿Significa eso que, una vez alcanzada cierta edad, perderemos todos los privilegios? ¿Qué alternativas tengo una vez he superado dicho límite?

Si tienes más de 30, el banco ya no te considera joven. Evo Banco nos arrebata la condición de joven a los 25 años. CaixaBank y Bankia lo hacen a los 26, mientras que Unicaja lo hace a los 27. Una vez alcanzada la treintena, Bankinter,  BBVA, Deutsche Bank, Kutxabank, Banco Mediolanum y Sabadell nos verán como adultos. Las únicas entidades que nos permiten seguir disfrutando de las cuentas joven más allá de los 30 años son Santander con su Cuenta Smart (hasta los 31) y Abanca con su Cuenta Clara Joven (35).

¿Qué me ocurre una vez he superado la edad límite fijada por el banco? Algunos bancos nos cambian de cuenta de forma automática. Por ejemplo, si somos clientes de Evo Banco, una vez tengamos 25 años nos cambiarán nuestra Cuenta Joven EVO por la Cuenta Inteligente Evo, una cuenta sin comisiones que ofrece multitud de descuentos. No obstante, Evo  nos exigirá una serie de requisitos si queremos librarnos de las comisiones, como, por ejemplo, domiciliar ingresos mensuales de 300 euros si somos menores de 35 años.

CaixaBank es otra de las entidades que acostumbra a cambiarnos de cuenta, aunque, en este caso particular, nos cambia incluso de banco. Concretamente, la entidad suele mover a sus clientes a imaginBank, el banco móvil de CaixaBank, que se caracteriza por su ausencia de comisiones y requisitos en su Cuenta Corriente imagin. No importa la edad, no nos cobrarán comisiones por eso.

Abanca también nos hace el cambio de cuenta. Hasta los 35 años podemos disfrutar de la Cuenta Clara Joven, una cuenta online sin comisiones y que nos permite sacar dinero gratis en el extranjero hasta cinco veces al mes. Al alcanzar los 35 años, nuestra Cuenta Clara Joven pasará a ser la Cuenta Clara, una opción idéntica pero que nos deja sin las retiradas en todos los cajeros extranjeros gratuitas.

Estos son solo algunos de los casos. Por norma general, la entidad nos cambiará la cuenta de forma automática y, para gozar de ventajas como la ausencia de comisiones, nos exigirá una vinculación mayor que no era necesaria con anterioridad, como se puede ver, por ejemplo, en el caso de EVO Banco.

Y si no estoy satisfecho con el cambio o las nuevas condiciones del banco, ¿qué hago? Como clientes, podemos hacer dos cosas: o bien negociar con el banco o bien despedirnos y cambiar de entidad. Hoy en día, existen cuentas que no cobran comisiones y tan solo nos piden un único requisito: contratar y operar online. Por ejemplo, Openbank, el banco online del Santander, nos ofrece la Cuenta Corriente Open, que además de la ausencia de comisiones, ofrece múltiples descuentos.

BBVA nos ofrece también una buena opción: su Cuenta Online Sin Comisiones está dirigida a nuevos clientes, por lo que, si no estamos satisfechos con esta nueva etapa en nuestro banco, podemos emigrar a la entidad vasca, cuya cuenta está libre de comisiones. Además, hasta el próximo 14 de marzo podemos conseguir 100 euros de regalo si decidimos domiciliar una nómina de 800 euros o más con ellos.