Buscar

La crisis en Venezuela ahuyenta a Kellogg’s

La compañía fabricante de alimentos y cereales cerró operaciones en el país sudamericano de forma forzosa.

La crisis en Venezuela ahuyenta a Kellogg’s
Kellogg's. / Flickr
Kellogg's. / Flickr

Firma

Tatiana Ferrín

Tatiana Ferrín

Hispano-venezolana, tiene 10 años de experiencia en el periodismo en medios digitales. Ha trabajado en diarios de Venezuela y Miami (Florida, EE UU) y ahora escribe en MUNDIARIO, donde también coordina la edición AMÉRICA y el área de Política.

Alimentos Kellogg’s cerró operaciones en Venezuela este martes después de más de 50 años en ese país. Tal como reseña El País, una comunicación pegada en la puerta de la planta ubicada en la ciudad de Maracay, en el centro del país, indicaba que la empresa se ha visto forzada a cesar sus operaciones en el país. Asimismo, explicaba a los trabajadores que su liquidación y todos los compromisos laborales habían sido honrados en la quincena que cobraron esta semana.

La medida tomó por sorpresa a los 400 empleados que amanecieron en las instalaciones donde se fabricaba el cereal Corn Flakes, y encontraron las puertas cerradas. La marca estadounidense Kellogg’s se suma a los cientos de miles de empresas y comercios que han cerrado en Venezuela en los últimos años. La empresa ya había reducido su producción y algunas marcas ya habían desaparecido, recuerda el diario.

“El deterioro de la situación económica y social en el país ha obligado a que la compañía detenga sus operaciones y salga”, explican en otro comunicado en el que aclaran que queda suspendida la distribución y comercialización de sus productos en todo el país. Los directivos de la empresa no han acudido a la empresa. Sin embargo, funcionarios del gobierno tomaron las instalaciones de la planta de cereales al mediodía del martes.

El País destaca que se repite la situación de otras multinacionales como la estadounidense Kimberly&Clark, empresa de productos de cuidado personal que cerró operaciones en el país en 2016 y su fábrica fue confiscada por el gobierno, que ahora está sometido a otra demanda ante el CIADI por esta expropiación. Lo mismo sucedió con Clorox, intervenida por el gobierno de Nicolás Maduro en 2014 para mantener los puestos de trabajo, cuya producción ha venido en picada.

En 15 años, cerca de 500.000 negocios han bajado las rejas en el país sudamericano. Desde 2015 se han perdido 3 millones de puestos de trabajo por el cierre de empresas o la reducción de su operatividad, de acuerdo con datos de Coindustria. La contracción de la industria, en particular la de alimentos que ronda el 70 %, ha acentuado la escasez de comida en los supermercados. @mundiario