Buscar

MUNDIARIO

El coronavirus causará un daño de 5.000 millones de euros en el consumo de Italia

"Si no hay un cambio, la economía italiana sufrirá una contracción del 0,3 % y en términos absolutos el producto interior bruto (PIB) tendrá una pérdida de 8.000 millones de euros", advirtió la principal asociación empresarial del país.
El coronavirus causará un daño de 5.000 millones de euros en el consumo de Italia
Ciudadanos caminando en Milán (Italia) / EFE.
Ciudadanos caminando en Milán (Italia) / EFE.

Una de las principales economías de la Eurozona se verá seriamente afectada por el brote de coronavirus que tiene a medio planeta infectado. La que durante años ha sido una de las principales economías con poca capacidad de exportación, pero con una enorme infraestructura turística que sostiene las finanzas del país, hoy se encuentra en un período de recesión que incidirá directamente en la renta per cápita de los ciudadanos. 

Y es que la principal asociación empresarial de Italia, Confesercenti, denunció este lunes que el brote del coronavirus, que afecta sobre todo al norte del país, causará un daño de 5.000 millones en el consumo de su industria de turismo solo en el primer semestre del año. Esto implica que todo el ecosistema turístico en cuanto a sus redes de hotelería, sitios históricos y paisajes naturales verá una merma en el flujo de visitantes debido a dos factores: el pánico social generado por la epidemia y la caída en la circulación de capitales destinados a financiar viajes dentro de Italia, pues el país está ahora en cuarentena absoluta.

Confesercenti, que representa a las empresas italianas en comercio, turismo, artesanía y pequeña industria, calcula que esta pérdida se producirá si la situación se controla a corto plazo, pero si no las pérdidas serán mucho mayores. Por ello, el colapso financiero que ya tiene lugar en los principales sectores de la economía italiana se expande a medida que el virus avanza, pues la recesión del mercado laboral a causa de la crisis sanitaria muestra señales de prolongarse aun más y dejar a su paso secuelas de las que le costará recuperarse al país, sobre todo, consecuencias fiscales, presupuestarias y financieras el desplome del mercado de valores italiano. 

"Solo en marzo y abril, el consumo del turismo se verá afectado en 4.000 millones de euros", se apunta en el comunicado del gremio. La asociación muestra su preocupación y sostiene que, "si no hay un cambio, la economía italiana sufrirá una contracción del 0,3 % y en términos absolutos el producto interior bruto (PIB) tendrá una pérdida de 8.000 millones de euros". En este escenario, el déficit fiscal de Italia podría incrementarse por encima de la cota de los 1.000 millones de euros.

El miedo por la propagación del virus y las medidas preventivas que está adoptando el Gobierno, como aislar por decreto a 16 millones de personas en la región de Lombardía y en 14 provincias italianas, derivarán en una reducción de las inversiones por valor de 3.000 millones, lo que implica un debilitamiento muy marcado del sistema y capacidad de financiamiento del Estado hacia una población civil que se encuentra en estado de shock, no solo social, sino también económico, financiero y laboral por el impacto de la epidemia en su territorio. 

Se han cerrado museos, cines, teatros, escuelas y universidades, y se ha paralizado temporalmente la actividad productiva en algunas fábricas en esta zona aislada del norte del país, en la que 350.000 empresas se dedican a la hostelería, a la restauración y al comercio minorista. Ayer, el Gobierno de Giuseppe Conte anunció que todo el país estará en cuarentena en un intento por contener la propagación del virus, que cada día adquiere más fuerza en el país.

"Si la crisis continúa durante todo el año, entre el 8,8 % y el 13,4 % de estas compañías corren el riesgo de cerrar. Una propagación del virus a nivel nacional, sin que sea controlado en unos meses, amenaza la continuidad de 30.000 empresas y más de 120.000 empleos en Italia", sentenció la asociación empresarial italiana. @mundiario