Buscar

MUNDIARIO

Fernando Ojeda, director general de Euskaltel: "La crisis se ha notado y se nota"

Observa un esfuerzo "muy grande" en todo el sector de telecomunicaciones para adaptar los precios a la situación económica. Desde los años 2011-2012 hay un ahorro en la factura del hogar de más de un 40%, destaca en esta entrevista.

Fernando Ojeda, director general de Euskaltel: "La crisis se ha notado y se nota"
Fernando Ojeda González-Posada y Begoña Vila. / Mundiario
Fernando Ojeda González-Posada y Begoña Vila. / Mundiario

Firma

Begoña Vila Vázquez

Begoña Vila Vázquez

La autora, BEGOÑA VILA, es colaboradora de MUNDIARIO, donde mantiene la sección Conversaciones con Líderes. Es licenciada en Farmacia, rama ecológica, por la Universidad de Santiago de Compostela. Óptica y optometrista por la Universidad Europea de Madrid. Especialista universitaria en ortopedia. Analista clínico, audioprotesista y audióloga. Ejerce como farmacéutica comunitaria en Muxía (A Coruña). @mundiario

Fernando Ojeda González-Posada es el director general del Grupo Euskaltel (Euskaltel y R), titulado en Ciencias Empresariales y máster en Administración de Empresas por la Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas (ESADE) de Barcelona, y máster en Gestión Empresarial Internacional por la Southwestern University de  Nueva Orleans. Ojeda es un experimentado ejecutivo internacional con experiencia en compañías del sector de las telecomunicaciones y de bienes de consumo, que ha desarrollado  su labor profesional en España, Portugal, Italia, Brasil y Benelux. A lo largo de su carrera ha desempeñado, entre otras responsabilidades, los cargos de director general del grupo ONO  España, consejero delegado de Dahlia Televisión, director general  de Universal Pictures en  Brasil y Benelux y consejero delegado de  Cadbury Schweppes en España. En la actualidad  es director general de Euskaltel. MUNDIARIO le ha entrevistado.

 - ¿Se siente usted un líder?

- No necesariamente, diría más director de orquesta que líder. Tenemos muchos artistas, el director general probablemente es el menos artista de todos, pero se encarga de que la orquesta suene.

- ¿Cómo se ha conseguido con la absorción de R por Euskaltel que no haya habido despidos en la plantilla?

- Iría un poco más atrás al comentario sobre la absorción-compra, yo diría que esto es una integración, además una integración parcial porque ni R va a ser más vasca, ni Euskaltel va a ser más gallega, lo que intentamos es que R sea más gallega y Euskaltel sea más vasca todavía en el País Vasco. Entonces aquí la idea es que ambas compañías que han tenido éxito tienen más o menos la misma antigüedad sobre el año 1996-1998, nacen al mismo tiempo, nacen como compañías locales, con marca local, con mucho apoyo de las instituciones locales, con mucho arraigo, con mucho sentimiento. Es una fibra que llega al corazón de los gallegos, al corazón de los vascos… Nacemos igual, somos líderes en ambos mercados  y no es suficiente tan sólo seguir así, sino reforzarlo. La idea de unir ambas compañías es para seguir siendo locales, para reforzarlo, pero después aprovechar que hay una serie de servicios o de áreas que pueden ser gestionadas de manera más eficiente si se unifican  ya sea desde Galicia o desde el País Vasco, porque no olvidemos que somos líderes hoy, pero competimos contra grandes compañías a nivel mundial y hay que mirar hacia fuera y hay que mirar lo que viene y el futuro que viene. Estamos en un sector muy dinámico, cada día se utilizan más todas las nuevas tecnologías ya sea en casa o en la empresa, en movilidad y entonces o eres eficiente, además de cercano a tus clientes, o realmente pierdes la partida. Creo que es la mejor solución para dos compañías, que han tenido mucho éxito hasta ahora, pero que tenemos que dar un paso adelante construyendo una compañía no sólo más grande sino que mejor y si puede ser más local todavía, mejor, pues así podremos diferenciarnos de las grandes compañías internacionales. No sobra nadie, la ventaja de ser una compañía local, y pequeña porque somos modestos, es que marcamos nosotros nuestra estrategia y la implementamos, no dependemos de que nadie nos venga a decir lo que tenemos que hacer  y es una estrategia que hemos asumido en Euskaltel y que se asumió desde el principio. Ser local significa no sólo hablar en vasco y hablar en gallego, significa también preocuparte por el entorno en dónde estás, pagar los impuestos localmente, generar riqueza y empleo local, entonces si uno dice que es local y que es importante el territorio donde está y lo primero que hace al llegar es despedir al 20% de la plantilla pues nos parece un contrasentido. Eso es básicamente el porqué no sobra nadie. Yo no soy vasco, pero lo que sí he aprendido de los vascos en los tres años que llevo es que son personas muy íntegras, muy rigurosas y que cumplen la palabra dada. Esta trayectoria no ha sido fácil. Recuerdo que cuando yo llegué cerramos el famoso  equipo ciclista de Euskaltel, y no es fácil cuando uno que llega de fuera llegar y cerrar un equipo ciclista como este pues en el País Vasco aunque entré irónicamente con buen pie, también tuvimos situaciones tensas laborales con huelgas que nunca habían existido en la compañía porque no se entendía lo que queríamos hacer y nos comprometimos a una serie de cosas y había muchas dudas de que las cumpliéramos y el tiempo da y quita razones, entonces yo soy de la opinión  de que con el tiempo veremos si realmente reforzamos las compañías locales, si realmente no sobra nadie sino que creamos empleo y bueno, aquí estaremos para demostrarlo.

- ¿Cómo tienen ahora el asunto de los patrocinios deportivos?

- El patrocinio por parte de Euskaltel del ciclismo fue todo un éxito, es decir, que colocó la marca Euskaltel a nivel mundial y para nosotros los vascos (me incluyo) el poder presumir de tener un equipo en la élite era todo un orgullo. ¿Qué sucede? Que el equipo tenía un presupuesto muy ambicioso, un equipo a nivel Champions podríamos decir, competía en el Tour, en el Giro, en la Vuelta a EE UU, en Australia, China..., es decir, tenía un coste importante y que una mitad cubría la compañía y la otra mitad eran las instituciones públicas. Si nos remontamos al 2013, que es el año que se decide cerrar el equipo, es cuando peor era la situación económica en general, donde las administraciones públicas tenían que recortar gastos y servicios, y que lógicamente tomaron la decisión de que hay otras prioridades y es entendible antes que patrocinar un equipo ciclista. Al desaparecer este apoyo institucional nos vimos obligados de alguna manera a cerrar el equipo. Intentamos buscar soluciones intermedias como era la venta a Fernando Alonso del equipo, cosa que no salió. Se habló mucho de eso pero al final no se cerró. Cumplimos una época y ahora lo que tenemos y estamos pensando como compañía  y yo no lo llamaría patrocinio, pero cómo una compañía que quiere ser local y apoyar más el territorio donde está que es Galicia en este caso y el País Vasco, pues qué podemos hacer por nuestra gente y por nuestro país Galicia y el País Vasco, y eso es una reflexión en la que estamos que va más allá del patrocinio, va de cómo colaboramos con las universidades, cómo colaboramos y traccionamos empresas tecnológicas que están alrededor de nosotros, si podemos ayudar a gente que está emprendiendo, y es una reflexión en la que estamos metidos ahora. Esto no va sólo de integrar y de ahorrar costes, sino va de reforzar y hacer crecer la compañía y ese punto es muy importante. La R estará donde estén nuestros clientes, lo que tenemos que hacer es que nuestros clientes continúen disfrutando de la mejor calidad de servicio en telecomunicaciones y éste lo da R.

- ¿Han notado la crisis?

- La crisis se ha notado y se nota mucho. El sector de Telecomunicaciones ha cambiado radicalmente por la crisis en los últimos cinco años y todos tenemos consciencia de lo que pagábamos hace cinco años por tener no sólo la banda hecha en casa, sino por una línea de móvil y los precios han bajado más de un 40% en los últimos 4-5 años. Por lo tanto ha habido un esfuerzo muy grande en todo el sector de telecomunicaciones de adaptar los precios a la situación económica. Desde el año 2011-2012 hay un ahorro en la factura del hogar de más de un 40% y a cambio además aumentos de velocidad, de capacidad de datos, es decir, el sector no tiene nada que ver lo que hace 4 años de lo que es ahora, entonces yo creo que nos hemos adaptado muy bien. No creo que nadie hoy pueda salir a la calle sin móvil, puedes salir sin llaves y sin cartera, pero sin móvil no sale nadie, y bueno somos un bien de consumo. Cuando yo paso de bienes de consumo de vender chocolates y caramelos en el año 2004 a este sector era porque ya se veía que se iba a convertir en un bien de consumo. Las telecomunicaciones eran algo muy arcaico, con poco marketing y poca orientación al cliente y eso ha cambiado radicalmente en sólo diez años. Google no existía cuando se lanza R, prácticamente el mismo año del lanzamiento de R nace Google. Para darnos una idea, el iPhone ha existido desde hace siete años y nos parece que lleva toda la vida con nosotros. Los tiempos van muy rápidos.

- Ha vivido en Portugal, Italia, Brasil, Benelux, EEUU, Miami y España. ¿A dónde volvería?

- Cuando a mí me contratan para trabajar en Euskaltel recuerdo que el principal accionista, que era la Caja Vasca, me hizo este comentario: “Venir a Bilbao después de tu recorrido es la guinda al pastel”, o sea, viviendo en todos esos sitios sólo podías ir a vivir a Bilbao. No sé lo que opinaban los que eran de San Sebastián, pero yo diría que me queda por vivir en Galicia para poder comparar, pero bromas aparte, ¿a dónde volvería? Amsterdam. Me gustó mucho esa experiencia, una ciudad maravillosa, de tamaño medio, muy parecida a lo que puede ser una ciudad gallega o vasca, donde llueve mucho y hace frío, pero con gente muy cordial, muy amable y cuando sale un rayo de sol todos se ponen al sol. En Amsterdam todo el mundo habla inglés, todo el mundo está muy preparado, un nivel social muy aceptable donde las necesidades básicas están más que cubiertas, donde viniendo de Brasil era volver a Europa, y en Europa realmente no nos damos cuenta hasta que uno vive fuera  que Europa es un paraíso que hay que cuidar porque cuando uno está fuera hay diferencias muy grandes. Aquí hay una sanidad pública, aquí hay seguros de desempleo, una vida donde podemos vivirla muy bien, entonces yo creo que Europa hay que cuidarla.

- ¿Está pensada la internacionalización de Euskaltel-R?

- La integración de más compañías es todo un hito y todo un éxito, es decir, lo necesitábamos ambas compañías, como decía antes y no voy a nombrar a ninguna marca de la competencia, pero son grandes, son fuertes y son buenos, entonces el unirnos nos da mucha más fuerza para hacer más cosas a nivel local. Con eso tenemos bastante. Yo creo que teníamos y tenemos un reto por delante que es conseguir que dos excelentes equipos que además son complementarios, logren enfocarse para seguir haciendo las cosas de la mejor manera tanto en Galicia como en el País Vasco, que no nos distraigamos, que consigamos los ahorros y las mejoras de negocio que pensamos obtener, porque nosotros no somos los propietarios de la compañía, nosotros al final somos empleados de una compañía donde el año pasado, por cierto que fue un año muy intenso, salimos a bolsa y además para financiarnos nuevamente y financiar la compra de R, pues también pedimos créditos, y yo se lo digo a mi equipo y se ríen mucho, pues entre la salida a bolsa y los créditos que hemos pedido, alguien ha creído en nosotros porque han creído en 2.500 millones de euros, porque les hemos contado que somos compañías que hemos tenido éxito como marcas locales siendo locales, y que podemos crecer y hacerlo mejor. Esto es como las películas de gangsters: te dejan 2,500 millones de euros y algún día vendrán a cobrarlos, y lo harán primero con palabras amables. Ahora están muy contentos de cómo están yendo las cosas, pero algún día pues a lo mejor, un golpecito en la rodilla...Y entonces aquí el cobrador siempre viene, con lo que, bromas aparte, tenemos que seguir creciendo. Han apostado por nosotros, creen en nosotros, y es en lo que tenemos que poner el foco. Pensar más allá es…A veces uno piensa demasiado a medio plazo y se olvida del corto plazo y al final de lo que no nos podemos olvidar es de los clientes. Los clientes no pueden sufrir nada negativo de esta integración, al contrario, tienen que ver cosas positivas, como por ejemplo en julio lanzamos 4G en Galicia por parte de Euskaltel- R, y pues eso es algo que no tenían nuestros clientes aquí y pues ahora lo vamos a hacer. Es un ejemplo de que tenemos que pensar en el cliente y darle más y no nos despistemos con que ahora somos más grandes y no pensemos tampoco en más allá de este año.

- ¿Qué consejos le daría a un emprendedor?

- No me atrevo a dar consejos, pero en mi caso la pasión, la tenacidad, y siempre hay gente a tu alrededor que te dice que esto no va a funcionar, que eso ya existe, que para qué, entonces yo creo que la obstinación, la obcecación, el empujar, el no desfallecer, es fundamental. No sé si es un tema cultural de España o no, pero siempre hay gente a tu alrededor que te dice que esto no va  a funcionar. Así no existiría un Facebook, no existiría un Google, no existiría un Apple, no existirían todas esas grandes compañías que todos admiramos como Zara, por tanto, la tenacidad y el empuje, el rodearte de gente que te pueda dar consejos y el escuchar siempre teniendo claro el camino y si no sale pues no sale, pero hay que intentarlo como si fuera lo último que tenemos.