Buscar

MUNDIARIO

Las contrataciones cayeron un 28% en verano pese a la recuperación de los restaurantes

El actual nivel de contrataciones equivale a un estimado de 2.730 millones de euros en salarios que volvieron a ser remunerados y a circular como capitales en los circuitos de consumo tras la parálisis de la economía española.
Las contrataciones cayeron un 28% en verano pese a la recuperación de los restaurantes
Un camarero en un restaurante al aire libre en Barcelona / tourinews.com
Un camarero en un restaurante al aire libre en Barcelona / tourinews.com

Aunque la economía española parece haber entrado en una fase de relativa recuperación ‘atomizada’ de sus sectores, nada más lejos de la realidad, pues el repunte del consumo en algunos rubros no señal de regeneración de empleos. Así ha quedado demostrado con el nivel actual de contratos.

Y es que el número de nuevas contrataciones se desplomó un 28,2 % este verano, respecto al pasado, pese al repunte de las ventas en los sectores de la restauración y la agricultura, que tras el fin del estado de alarma, volvieron a ser las actividades en las que más se contrató mano de obra, aunque bastante menos que un año antes.


Quizás también te interese:

Lagarde dice que la economía de la eurozona aún necesita “apoyos monetarios y fiscales”

Esto implica que al ser sectores que demandan mucho capital humano, las cotizaciones de trabajadores cayeron por el perenne estado social de conmoción implícita ante el miedo al contagio en medio de un contexto de rebrotes de Covid-19, que han marcado la segunda ola de la pandemia en España tras la desescalada del confinamiento y la precipitada reactivación de la vida comercial y social por orden del Gobierno de Pedro Sánchez.

Según los últimos datos de los Servicios Públicos de Empleo (SEPE), según reseñó la agencia EFE, “durante julio y agosto se llevaron a cabo en España 2,6 millones de contratos de trabajo, cifra que contrasta con los 3,7 millones del mismo periodo del año anterior”.

Ese nivel de contrataciones equivale a un estimado de 2.730 millones de euros en salarios que volvieron a ser remunerados y a circular como capitales en los circuitos de consumo tras la parálisis de la economía española entre marzo y junio a causa de la crisis del coronavirus. @mundiario