El bajo consumo eléctrico demuestra que la Navidad en España fue socialmente dispersa

5740728
Una familia reunida por Navidad en su casa en Madrid, España, en plena pandemia de coronavirus. / RTVE.es
Bajos picos de consumo eléctrico son una señal de la poca afluencia social en reuniones familiares, lo que contribuye a cortar las cadenas de transmisión de la Covid-19 en la población española. 
El bajo consumo eléctrico demuestra que la Navidad en España fue socialmente dispersa

La Covid-19 ensombreció la Nochebuena. Las restricciones impuestas por el Gobierno para frenar los rebrotes de coronavirus alteraron también, como era de esperarse, la celebración más importante de la dinámica social en todo Occidente; Navidad. Aunque es complejo determinar cómo se desarrolló esta festividad, hay datos que permiten acercarse a la realidad de lo que estuvo marcado por la austeridad económica, el bajo consumo general y las medidas contra la pandemia como el 24 de diciembre más atípico en la historia del país.

Y es que el consumo eléctrico muestra que la Nochebuena en medio de la pandemia fue “dispersa y más corta de lo habitual, ya que, a partir de medianoche, la típica caída de demanda eléctrica en los hogares se aceleró enormemente respecto a la media de los años pasados”, según la empresa comercializadora de energías renovables UniEléctrica.


Quizás también te interese:

FMI: “La pandemia aumenta la desigualdad entre los países ricos y pobres en Europa”


Esto implica que los bajos picos de consumo eléctrico son una señal de la poca afluencia social en reuniones familiares, lo que contribuye a cortar las cadenas de transmisión de la Covid-19 en la población española. 

“A las 1.30 de la madrugada, hora en la que para muchas comunidades autónomas estaba fijado el toque de queda, ya era un 29,37 % menos que en el pico de demanda del día 24, un descenso de dos puntos por debajo de la media del pasado lustro”, ha informado este viernes UniEléctrica en un comunicado, basándose en datos de Red Eléctrica Española.

En épocas anteriores, la demanda eléctrica se mantenía a tope en horas pasadas la medianoche, lo cual era un reflejo del bienestar social y económico que primaba en España mucho antes del estallido de la pandemia. @mundiario

El bajo consumo eléctrico demuestra que la Navidad en España fue socialmente dispersa
Comentarios