Conseguir un préstamo personal en pleno siglo XXI, cuestión de confianza

Apretón de manos / 1cliparts.com
Apretón de manos / 1cliparts.com

BBVA ha puesto en marcha una start-up de financiación alternativa que no solo tiene en cuenta la solvencia del cliente, sino la confianza que despierta entre sus amigos y familiares.

Conseguir un préstamo personal en pleno siglo XXI, cuestión de confianza

BBVA ha puesto en marcha una start-up de financiación alternativa que no solo tiene en cuenta la solvencia del cliente, sino la confianza que despierta entre sus amigos y familiares.

Hasta ahora, el scoring bancario y la opinión de los analistas de riesgo lo era todo para conseguir un préstamo. El análisis del banco determinaba si una solicitud era aprobada o rechazada. Pero la renovación que está viviendo el sector financiero y el auge de la financiación alternativa están removiendo los cimientos del sistema: hemos pasado del banco a las fintech, de las sucursales bancarias a Internet, de los préstamos B2C a los créditos entre particulares y, por qué no, del todopoderoso scoring a la confianza de nuestros allegados.

El pasado mes de junio BBVA lanzó la start-up Trust.u, “un nuevo modelo de financiación orientado a pymes de reciente creación que vincula la concesión de un préstamo a tener cierto apoyo económico de familiares y amigos”, según la definición del propio banco. Se trata de una propuesta digital cuyo objetivo es financiar a nuevos emprendedores tras valorar su índice de confianza y una vez hayan obtenido el apoyo de amigos y familiares.

La start-up de BBVA es la nueva hija de la división de Nuevo Negocios Digitales (NDB) del banco. Precisamente, BBVA es una de las entidades que más ha apostado por la digitalización durante los últimos años y por la simbiosis entre la banca tradicional y las fintech. De hecho, mediante la división NDB, BBVA ha adquirido los bancos online Simple (EEUU) y Holvi (Finlandia), y la compañía mexicana de medios de pago Openpay y, además, cuenta con una participación sustancial en el banco inglés Atom, junto con otras compañías como Woodford Investment Management o Toscafund Asset Management.  

La confianza en el P2P

Siguiendo con la financiación alternativa, la confianza también juega un papel clave en el sector de los préstamos P2P, en el que los inversores deciden en qué empresas o particulares invertir en función de la seguridad que les despierta cada proyecto, de su nivel de riesgo y del retorno esperado, señalan desde el comparador de préstamos HelpMyCash.com.

Aunque crowdlending y banca parecen haber caminado por separado durante muchos años y su relación aún es tímida, cada vez estrechan más sus posiciones. En 2015 BBVA invirtió en el capital de Prosper, la plataforma de financiación alternativa líder en Estados Unidos con más de 10 billones de dólares en préstamos. Santander UK también dio el paso hace unos años al llegar a un acuerdo con la plataforma Funding Circle. Entonces, se trató de la primera alianza entre un banco del Reino Unido y un proveedor de financiación online. Funding Circle también ofrecía préstamos en España, pero dejó de publicar nuevos proyectos de financiación a principios de 2017.

La financiación alternativa en España ya mueve millones

En 2015 la financiación alternativa online en nuestro país creció un 39 %, hasta alcanzar un volumen de 50 millones de euros, según la segunda edición del informe European Alternative Finance Industry de la Universidad de Cambridge. Dentro de los distintos modelos de financiación alternativa, el P2P enfocado a empresas fue el que más dinero movió, alrededor de 21,8 millones, mientras que el P2P entre particulares generó un volumen de 0,5 millones, según el mismo estudio.

Aunque el mercado español aún necesita un empujón, sobre todo si lo comparamos con el inglés, uno de los más maduros de Europa, la financiación alternativa española empieza a ganar presencia, sobre todo a raíz de la multiplicación de las plataformas de crowdlending, de la moda del crowdfunding de recompensas y del auge de los minicréditos online.

En cuanto al P2P, en España hay casi una veintena de entidades autorizadas por la CNMV y otras tantas en proceso de autorización por el regulador. También hay sucursales instaladas en nuestro país de entidades extranjeras que ofrecen préstamos P2P. Es el caso de la plataforma Younited Credit, de origen francés y autorizada por el Banco de España. Permite conseguir entre 1.000 y 40.000 euros a devolver en un máximo de seis años para financiar casi cualquier tipo de proyecto, como, por ejemplo, una reforma del hogar, la compra de un coche o un viaje. Está dirigido a particulares y el tipo de interés oscila entre el 5,18 y 7,07 %. Tiene una comisión de apertura mínima del 1 %. Como ocurre en este tipo de fintech, toda la tramitación es online y, además, prima la velocidad.

Conseguir un préstamo personal en pleno siglo XXI, cuestión de confianza
Comentarios