¿Qué condiciones se pueden mejorar al cambiar la hipoteca a otro banco?

préstamos hipotecarios
Hipoteca.

El cambio de hipoteca de banco o subrogación hipotecaria es una operación en la que el cliente no tiene que pedir permiso a su banco actual.

¿Qué condiciones se pueden mejorar al cambiar la hipoteca a otro banco?

La subrogación o cambio de hipoteca a otra entidad puede ser una alternativa para todas aquellas personas que necesitan mejorar las condiciones de su financiación hipotecaria. El comparador financiero HelpMyCash.com nos muestra todas aquellas condiciones que se pueden mejorar con una subrogación de hipoteca.

1. Tipo de interés

Al trasladar nuestro préstamo hipotecario a otro banco podemos hacer variaciones en lo que respecta al interés y al índice de referencia, en concreto es posible:

  • Disminuir el diferencial de una hipoteca variable.
  • Cambiar de un tipo fijo a variable o viceversa.
  • Cambiar el índice de referencia, como por ejemplo pasar de IRPH Entidades a euríbor.
  • Eliminar el suelo hipotecario.

2. Deshacernos de comisiones y vinculación

Otro de los aspectos que podemos modificar con una subrogación hipotecaria es la vinculación. Si tenemos una hipoteca cargada de productos vinculados, como, por ejemplo, seguros de vida y hogar, plan de pensiones, tarjetas etc., al cambiar la hipoteca de banco podemos aligerarla.

También podemos deshacernos de algunas comisiones que encarecen y limitan cualquier cambio de las condiciones de nuestro préstamo hipotecario, como, por ejemplo, la comisión por novación, la comisión por amortización anticipada o la comisión por cancelación.

3. Ampliar el plazo

Si uno de los motivos por los que cambiamos nuestra hipoteca de entidad es la necesidad de tener unas cuotas más bajas, podemos conseguirlo, además de reduciendo el interés, estirando el plazo del préstamo hipotecario.

Al incrementar el plazo para amortizar la deuda hipotecaria, como consecuencia tendremos que afrontar unas cuotas más asequibles, por lo que cada mes dispondremos de mayor liquidez. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que a la larga, esta acción provocará un encarecimiento de la hipoteca al producirse un incremento de los intereses.

Por el contrario, con la subrogación no podemos directamente efectuar una ampliación de capital, pero sí podemos llevarla a cabo de forma indirecta, es decir, pactando una novación de hipoteca con el banco al que vamos a trasladar nuestra hipoteca. De esta forma tras subrogar el préstamo hipotecario a la nueva entidad realizamos la ampliación de capital, acordada de antemano.

La subrogación no es gratis

Cambiar la hipoteca de banco tiene un coste, por lo que debemos calcular si nos sale rentable a corto plazo. Estos son los costes aproximados de una subrogación:

  • > Notaría: normalmente los costes de los notarios no superan los 600 euros.
  • > Tasación: las tasaciones de vivienda pueden oscilar entre los 200 y 400 euros.
  • > Gestoría: no están regulados por ley y se pueden negociar con el banco. Normalmente el coste de los gestores no supera los 300 euros.
  • > Registro de la Propiedad: no suele ser más de 100 euros.

 

¿Qué condiciones se pueden mejorar al cambiar la hipoteca a otro banco?
Comentarios