Los compradores extranjeros reviven el mercado de las segundas residencias

Imagen de Mallorca. / Mundiario
Imagen de Mallorca.

España es uno de los destinos favoritos para todos aquellos que buscan comprar una segunda casa, indican varias agencias consultoras y el Banco Sabadell.

Los compradores extranjeros reviven el mercado de las segundas residencias

Tras una década de números rojos, el mercado de las segundas residencias empieza a retomar el vuelo. El País abre en su edición digital asegurando que este tipo de residencias aumentaron sus ventas a un ritmo de dos dígitos en la costa, particularmente gracias a compradores extranjeros, que tan sólo en 2016 hicieron el 13.7% del total de las compras reportadas. Hubo provincias en las que los no españoles hicieron la mitad de las transacciones, como en Alicante, cita el mismo medio. Y eso pese a que la libra esterlina del Reino Unido, de donde provienen la gran mayoría de compradores, se ha ido devaluando poco a poco desde el año pasado. La recuperación, asegura el diario, se hace por barrios. Las provincias con más demanda en la época de la burbuja y cuyo sistema económico depende casi exclusivamente del turismo nacional siguen sin despegar. Hay otras que, por el contrario, acogen a cada vez más extranjeros que quieren tener una segunda casa en territorio español.

España vivió durante la época de la burbuja inmobiliaria un súbito aumento de demanda para segundas viviendas, especialmente las ubicadas en el litoral mediterráneo, sigue el mismo medio. Con la llegada de la recesión y el deterioro del empleo, la demanda nacional se vino abajo, en tanto que la extranjera huía ante la subida de precios y la inseguridad jurídica por los seguidos escándalos de corrupción. Dejando eso en el paso, los compradores están de vuelta. El Colegio de Registradores concluyó que en 2016 los extranjeros adquirieron un total de 55.512 nuevas viviendas en territorio español. Es un 18.8% más que el año pasado y hasta un 13.74% de todas las ventas realizadas, que históricamente está entre las mayores.

El norte sigue a la espera

En varias provincias, el comprador extranjero marca el ritmo por encima del nacional. De acuerdo aSolvia, filial inmobiliaria del Banco Sabadell, este es el caso de Alicante, Tarragona o Murcia, con un 50%, 30% y 27% de compras de extranjeros, respectivamente. "Hay zonas que se empezaron a recuperar más pronto y en las que ya es tarde para invertir, como Mallorca o algunas localidades de la Costa del Sol", explica Constanza Maya, irectora general de franquicias de España y Portugal de la multinacional Engel & Völkers, citada por el periodista Lluís Pellecer.

Pero el ritmo de recuperación varía según el lugar. "Hay un cierto aumento de la actividad, pero cuesta mucho más que despegue porque depende de la demanda nacional", explica Maya. El área donde el retraso en el despegue es más notable es al norte del país, aunque los efectos también llegan hasta la costa mediterránea. Tinsa, firma de tasación, publicó el año pasado que había encontrado una "recuperación progresiva, aunque selectiva" del mercado. Con todo y que en el primer trimestre los precios subieron en un 4.6% en el Mediterráneo, la tendencia se ha repetido en el presente ejercicio.

Previamente, lamisma firma había explicado que en "localizaciones próximas puede haber grandes diferencias dependendiendo de la existencia o no de sobreoferta pendiente de venta, que, por lo general, se comercializa con importantes descuentos y presiona a la baja el mercado". Así, toma El País como ejemplo, la organización resalta que en Mallorca sigue subiendo la demanda, algo que cataliza los precios en compraventas y alquileres, en tanto que en Menorca el ejercicio está congelado, pues salvo los chalets y las casas de lujo, los bancos no han conseguido vender sus residenciales y las que sí, las deben acordar con descuentos significativos, algo que lleva consecuencias para la competencia.

Este estiramiento de la segunda vivienda ha representado que en varias regiones se estén explotando campañas de mercadeo. Tinsa señala el ejemplo de Alicante, en donde muchos edificios con precios originalmente hasta un 5% más altos o Estepona, en Málaga, tiene también ocho o nueve más caras, explica Pellicer.

Los compradores extranjeros reviven el mercado de las segundas residencias
Comentarios