Las compañías low cost, cada vez más cerca de las tradicionales

Un avión. / PIxabay
Un avión. / PIxabay

Aeropuertos como el de Palma de Mallorca o Tenerife Sur funcionan ya hasta 12 compañías de vuelos baratos. Y, mientras en Madrid y Barcelona hay una decena de ellas, Málaga es el destino peninsular con más (11).

Las compañías low cost, cada vez más cerca de las tradicionales

Desde que a principios del nuevo siglo se introdujera el modelo de viaje de bajo coste en el mercado, el sector no ha hecho más que ir al alza. Poco a poco, la gente fue reconociendo el hecho de coger un avión como algo habitual, accesible y cómodo a la hora de planear unas vacaciones. A día de hoy, las distancias entre países se han acortado gracias a ello, y la clase media puede permitirse salir de sus fronteras para visitar una gran ciudad europea como París, Roma, Londres o Berlín.

Por motivos evidentes, las compañías de bajo coste superaron a las tradicionales durante la recesión económica, aunque perdieron liderazgo durante el 2014. Actualmente, vuelven a vivir un periodo de repunte. Así lo confirman datos provenientes del Ministerio de Industria y Turismo. Hechos como que durante los siete primeros meses del año, las aerolíneas low cost en España transportaron a 22,86 millones de viajeros foráneos o, lo que es lo mismo, un 13,4% más que en 2015. Una cifra que supone el 50% del total del tráfico aéreo, es decir, que ya se ha alcanzado la cuota de mercado de las compañías tradicionales. Algo impensable hace sólo unos años y que también se explica en torno a dos hechos: la creación de filiales de bajo coste por parte de las aerolíneas de siempre y la proliferación de vuelos cortos para evitar visitas a zonas donde hay conflictos políticos en plena ebullición.

Asimismo, sólo en julio, los vuelos baratos englobaron a 4,8 millones de pasajeros, un incremento del 11,7% respecto al mismo mes del ejercicio anterior. Algo que consiguió cambiar la tendencia, ya que fueron las compañías low cost las que tuvieron una mayor cuota de mercado: 50,3%. Esta última cifra hizo que los datos se equipararan y que la industria se repartiera prácticamente a partes iguales en el total del año transcurrido.

Además de estas cifras, según los datos sacados del estudio de Omio, España es el país líder europeo con más destinos low cost con un total de 180, por delante de Francia (175) e Italia (164). El mismo informe señala que en aeropuertos como el de Palma de Mallorca o Tenerife Sur funcionan ya hasta 12 compañías de vuelos baratos. Y, mientras en Madrid y Barcelona hay una decena de ellas, Málaga es el destino peninsular con más (11).

Se ha conocido, también, que el Brexit no impidió la llegada de visitantes del Reino Unido a España. De hecho, estos supusieron el 36,2% de los turistas low cost en julio. Un total de 8,29 millones de pasajeros, casi el 15% más que el año pasado. A una distancia considerable, Italia (11,9%) y Alemania (11,2%) también fueron emisores de referencia. A su vez, Vueling, Ryanair y easyjet coparon el 65,1% del volumen de viajeros que optaron por volar barato (el 33,3% del total en julio).

Las compañías low cost, cada vez más cerca de las tradicionales
Comentarios