Buscar

MUNDIARIO

Cómo refinanciar tu hipoteca con un nuevo préstamo hipotecario

Se puede mejorar una hipoteca con la contratación de un nuevo préstamo más barato para cancelar el anterior.
Cómo refinanciar tu hipoteca con un nuevo préstamo hipotecario
Crece la refinanciación de hipotecas. / Pixabay
Crece la refinanciación de hipotecas. / Pixabay

HelpMyCash

Redacción de HelpMyCash.com

La guerra de precios que se vive en el mercado hipotecario provoca que los actuales créditos para vivienda sean más baratos que nunca. Sin embargo, según el comparador bancario HelpMyCash.com, los que financiaron su casa hace varios años no disfrutan de unas condiciones tan favorables, pues los intereses que se ofrecían hace poco más de un lustro (especialmente entre 2010 y 2015) eran sensiblemente más elevados. Así, no es extraño que muchos de esos clientes traten de refinanciar su hipoteca para mejorarla; una operación que cada vez más entidades proponen llevar a cabo mediante la firma de un nuevo préstamo para cancelar el anterior. 

Cancelación de la hipoteca con un nuevo préstamo

Este tipo de refinanciación, en realidad, no tiene demasiado secreto: el cliente solo tiene que contratar una hipoteca nueva con otras condiciones, ya sea con su banco actual o con otro, para cancelar la que ya tiene. Lógicamente, para ello debe tener la solvencia suficiente para pagar el crédito firmado. 

De este modo, si ese consumidor tenía un interés elevado, puede conseguir un tipo más bajo y pagar así unas cuotas más baratas. Pero eso no es todo, pues al firmar una nueva hipoteca, se puede mejorar cualquier condición siempre que el banco lo ofrezca: ampliar el capital para financiar otros gastos, extender o acortar el plazo, quitar comisiones o vinculación, etc. 

Desde HelpMyCash.com afirman que cada vez hay más bancos que ofrecen esta opción abiertamente. Banco Mediolanum, por ejemplo, permite contratar su Hipoteca Freedom para refinanciar otra y conseguir un interés desde euríbor más 1,05% (1,99% fijo el primer año) a cambio de domiciliar ingresos y contratar un seguro de vida. También Banco Santander comercializa un producto exclusivo para obtener una rebaja del interés, aunque lo adapta al perfil de cada cliente.

¿Cuánto cuesta el proceso?

Ahora bien, todo este proceso no es gratuito. Por la cancelación de la anterior hipoteca hay que pagar los correspondientes gastos de levantamiento registral, cuyo coste suele ser de unos 1.000 euros. Además, si ese préstamo tenía una comisión por amortización anticipada total, también habrá que abonársela al banco. 

En paralelo, también se contrata un nuevo préstamo hipotecario, así que hay que pagar la tasación correspondiente. Y si ese crédito incluye una comisión de apertura, el cliente se la tendrá que abonar a la entidad que lo conceda, aunque la inmensa mayoría de los bancos ya no cobran este cargo. 

Hay entidades, eso sí, que se ofrecen a rebajar la factura o, al menos, a hacerla más llevadera. Es el caso de Openbank y de Pibank, que le pagan la tasación al cliente si este se la encarga y proponen financiar los gastos de cancelación (incluida la comisión por amortización anticipada) con el propio importe de la nueva hipoteca. 

Alternativa a la subrogación

Así las cosas, refinanciar una hipoteca con la firma de una nueva se ha convertido en una alternativa sólida a la subrogación de acreedor, que consiste en trasladar el crédito a otra entidad para modificar el interés o el plazo. La primera opción suele ser más cara por los gastos de cancelación, pero es algo que depende mucho de las comisiones del anterior préstamo y de las condiciones que ofrezca cada banco. 

Por ello, desde el comparador HelpMyCash.com recomiendan a los que quieran modificar su préstamo hipotecario que acudan a bancos que ofrezcan tanto subrogaciones como créditos nuevos para refinanciar. Una vez reunidas varias propuestas, habrá que hacer números para valorar qué opción puede ser más atractiva. @mundiario