Cómo pedir una hipoteca para reformar una casa

Hipotecas para reformas. / Pixabay
Hipotecas para reformas. / Pixabay

Se puede contratar una hipoteca para reformar una vivienda en propiedad o para comprar una casa y reformarla posteriormente.

Cómo pedir una hipoteca para reformar una casa

Cuando se quiere reformar una vivienda, lo habitual es financiar las obras con un préstamo personal. Este producto, sin embargo, no siempre es el más conveniente: su importe no suele superar los 30.000 euros y su interés ronda el 7%, que es relativamente elevado. Según el comparador bancario HelpMyCash.com, contratar una hipoteca es más adecuado si la reforma tiene un coste alto, ya que permite obtener más dinero a un interés mucho más bajo (de en torno el 3% o inferior). El modo de solicitarla, eso sí, dependerá de si la casa ya es del cliente o si aún tiene que comprarla. 

Si ya se es propietario de la vivienda
Pongamos, por ejemplo, que una persona ya tiene una casa en propiedad y quiere reformarla. Si la vivienda está libre de cargas, puede pedir a cualquier banco que se la hipoteque para conseguir el dinero para las obras. En general, se le prestará un equivalente de entre el 60% y el 80% del valor del inmueble, con un interés de alrededor del 3% o por debajo y con un plazo de devolución de entre 20 y 30 años.

El procedimiento para pedir esa hipoteca es el mismo que si se quiere contratar para comprar una casa. Hay que acudir a varios bancos, presentar la documentación requerida, tasar la vivienda (con un coste medio de 300 euros), esperar la aprobación y firmar ante notario. Para que una entidad acceda a conceder el crédito es imprescindible ser solvente: tener ingresos suficientes para pagar las cuotas y contar con una situación laboral estable. 

La mayoría de los bancos no ofrece abiertamente hipotecas para reformar viviendas, pero las pueden conceder si se negocia. Hay unos pocos, en cambio, que sí tienen estos productos en su catálogo. Es el caso de Banco Mediolanum, cuya Hipoteca Freedom puede pedirse para financiar las obras de una reforma. Con este préstamo se puede obtener hasta el 80% del valor de la vivienda con un plazo de devolución máximo de 30 años. Su interés es desde euríbor más 1,05% si se domicilia la nómina y se contrata un seguro de vida.

Pero ¿qué ocurre si la vivienda a reformar ya está hipotecada? En este caso, según HelpMyCash.com, se puede pedir al banco que amplíe el capital de esa hipoteca para financiar el coste de las obras. Si se niega, la alternativa es contratar una hipoteca nueva con otra entidad que permita cancelar la actual y cubrir el precio de la reforma, aunque es una opción más cara por los gastos asociados a la liquidación de ese préstamo. 

Si se quiere comprar y reformar una casa
Otra situación que puede darse es que una persona quiera comprar una vivienda para reformarla posteriormente. Lo ideal, en estos casos, es contratar una hipoteca que permita financiar ambas operaciones. Sin embargo, conseguirla es muy difícil, pues los bancos no suelen prestar más del 80% de lo que cuesta el inmueble. 

De hecho, según HelpMyCash, solo hay una entidad que ofrezca un producto así: Hipotecas.com. Su Hipoteca SUMA permite obtener un equivalente al 80% del valor de la casa para financiar la compra y un 30% adicional para pagar la reforma, con un plazo de devolución de 30 años. El interés de este crédito puede ser un tipo variable desde euríbor más 1,39% o un tipo fijo desde el 2,09%, que puede conseguirse sin contratar otros productos del banco. 

Lo aconsejable, por lo tanto, es negociar con este y otros bancos para tratar de financiar la compra y la reforma conjuntamente. Si no fuera posible, la alternativa es pedir una hipoteca para cubrir la adquisición y, aparte, contratar un préstamo personal para las obras, cuyo interés será más alto. En ese caso, si se quiere evitar el sobreendeudamiento, hay que asegurarse de no dedicar más del 35% de los ingresos netos mensuales al pago de las cuotas de ambos créditos. 

Cómo pedir una hipoteca para reformar una casa
Comentarios