Buscar

MUNDIARIO

¿Cómo gestionar mis finanzas en tiempos de confinamiento?

En este período de cuarentena es importante saber gestionar tus finanzas sin salir de casa, de forma que tengamos todos nuestros ingresos y gastos controlados.

¿Cómo gestionar mis finanzas en tiempos de confinamiento?
Oficina en casa. / Dan Dimmock / Unsplash
Oficina en casa. / Dan Dimmock / Unsplash

Firma

Rob Ferry Jr.

Rob Ferry Jr.

El autor, ROB FERRY JR., escribe para el área de marcas de MUNDIARIO. @mundiario

Administrar nuestro dinero correctamente no es una tarea sencilla. En ocasiones, caemos en tentaciones y los temidos gastos hormiga que acaban afectándonos a final de mes. Especialmente en medio de esta crisis sanitaria provocada por el Covid-19, debemos tratar de reducir nuestros gastos a lo imprescindible, como comprar comida o pagar el alquiler y los suministros básicos.

Por eso es más importante que nunca saber gestionar y controlar nuestras finanzas de manera eficaz, de forma que no se nos pase ni un gasto inesperado y sacar el máximo partido a nuestros ingresos.

Claves para gestionar tus finanzas online

Aunque pueda sonar muy complicado, realmente siguiendo unas pautas básicas podremos evitar esos gastos extra y ahorrar un poquito más de lo habitual. Toma nota de estas claves y gestiona tus finanzas de forma que tu economía se resienta lo menos posible.

Crea un presupuesto

El primer paso es realizar un presupuesto de los ingresos y gastos del hogar. Esto permitirá determinar nuestro punto de partida, es decir, cómo se encuentra nuestra economía personal y cómo de sanas son nuestras finanzas. Además, si tu situación económica ha variado debido a la crisis sanitaria o, si como muchos, has sufrido un ERTE en tu empresa, esto te ayudará a saber en qué puedes reducir gastos y cómo llegar más desahogado a final de mes.

Para empezar a gestionar tus finanzas online, abre una plantilla de excel en tu ordenador y anota todos tus gastos. Dentro de este bloque debes anotar tanto los gastos variables (compras, ocio, suministros básicos) como los fijos, donde se incluye, la cuota de la hipoteca o el alquiler y si tienes pendiente el pago de algún préstamo personal. Por otro lado, apunta también cuáles son tus ingresos a final de mes: sueldo, prestación por desempleo, pensión, etc. así como los beneficios netos de las inversiones.

Establece objetivos

Todos tenemos unas metas y objetivos que queremos conseguir a corto, medio o largo plazo: comprar un coche, una nueva casa, viajar, ahorrar, pagar deudas pendientes, etc.  La correcta gestión de nuestras finanzas personales puede ayudarnos a conseguirlos más fácilmente.

Es importante que, a la hora de fijar los objetivos, estos sean realistas y alcanzables, por lo que requieren una evaluación sincera del riesgo y sacrificio que nos va a requerir conseguirlos.

Es posible que para alcanzar muchos de esos propósitos, como puede ser comprar una nueva casa, debamos recurrir a financiación bancaria. Esto no debe suponer un problema ni darnos miedo, siempre y cuando escojamos acertadamente. Para ello, existen herramientas muy útiles y al alcance de todos como los comparadores de préstamos personales e hipotecas que pueden ayudarnos a tomar la mejor decisión.

Ajustar los gastos y determinar el ahorro

Muchas veces, tras completar nuestro presupuesto, nos damos cuenta de que tenemos una serie de gastos completamente innecesarios: el café todas las mañanas en el bar de la esquina, comer fuera de casa en vez de llevar un táper e incluso una suscripción a un servicio que no usaste más de dos veces. Si bien es cierto que algunos de estos gastos se han eliminado a causa del confinamiento, es importante reducir algunos otros para llegar más desahogados al final de mes.

Desde el portal de finanzas Kreditiweb nos proponen una forma sencilla de empezar a ahorrar, que es aplicar la conocida estrategia 50/20/30. Esta técnica consiste en: dedicar un 50% de los ingresos a los gastos más básicos, los imprescindibles. Un 20% va dirigido al ahorro y a crear ese “salvavidas” y, por último, un 30% irá destinado a tus propios gastos.

En momentos como el que estamos pasando actualmente, contar con un colchón de ahorro puede suponer un gran alivio. Precisamente ahora que tenemos más tiempo libre puede ser el momento idóneo para organizar las finanzas y llevar un buen control de  las mismas. Y es que quedándonos en casa podemos cuidar nuestro bolsillo además de contribuir a frenar esta crisis sanitaria.