Cómo calcular si te puedes permitir una hipoteca

Hay que sacar la calculadora. / Pixabay
Toca hacer cálculos. / Pixabay
Analizar la propia situación financiera es clave para endeudarse de manera responsable.
Cómo calcular si te puedes permitir una hipoteca

Locales que cierran, empresas que se ven obligadas a pedir un ERTE, asalariados que aceptan cobrar la mitad para que su compañía no cierre… La pandemia generada por el coronavirus nos ha traído también una crisis económica que ya notan muchas familias españolas. En este contexto, como sostienen desde el comparador bancario HelpMyCash.com, contratar un préstamo hipotecario puede ser más arriesgado, especialmente si nuestra situación financiera se ha visto afectada por el estado de alarma. Por ello, han elaborado un pequeño manual en el que explican cómo calcular si podremos pagar una hipoteca en tres sencillos pasos.

La regla del 35%

Según HelpMyCash.com, lo primero que hay que hacer es aplicar una sencilla regla: asegurarse de que las cuotas de la hipoteca, juntamente con las de los otros créditos que tengamos, no superen el 35% de lo que ingresamos mensualmente. Si tuviéramos que dedicar más de ese porcentaje al pago de las mensualidades, el riesgo de sobreendeudamiento sería muy alto, lo que podría derivar en posibles demoras. 

Pongamos, por ejemplo, que somos una pareja que cobra, conjuntamente, un sueldo neto de unos 2.500 euros. La regla del 35% nos indica que, en caso de que no tuviéramos otros préstamos, la cuota de la hipoteca no debería ser de más de 875 euros al mes. Con eso en mente, tendríamos que buscar un crédito hipotecario cuyas mensualidades no superaran ese límite. 

Debemos tener en cuenta, eso sí, que el importe de las cuotas puede subir de un año para otro si la hipoteca es variable y/o si el interés está rebajado a cambio de cumplir ciertos requisitos (como contratar seguros adicionales). Por ello, siempre tenemos que pedir al banco que nos diga cuál podría ser el coste máximo de las mensualidades de su préstamo hipotecario, que es una información que nos tiene que proporcionar obligatoriamente. 

Necesitarás ahorros

El segundo aspecto fundamental que tenemos que tener en mente es que para conseguir una hipoteca necesitamos tener ahorros. Los bancos suelen financiar hasta el 80% del valor de la vivienda, así que deberemos aportar un 30% de nuestro bolsillo: un 20% para la parte no financiada por la entidad y un 10% adicional para pagar los distintos gastos asociados a la compra de la vivienda (impuestos, gastos de notaría y registro, etc.). 

Imaginemos ahora que nos interesa una vivienda que cuesta unos 200.000 euros. Para poder comprarla, deberíamos tener ahorrado el 30% de su valor, lo que serían unos 60.000 euros. De ese dinero, 40.000 euros nos servirían para cubrir la parte no financiada por el banco y los 20.000 euros los tendríamos que usar para pagar los gastos de compraventa. 

En caso de no tener todo ese dinero ahorrado, desde HelpMyCash.com afirman que hay bancos que pueden financiar más de ese 80% del valor del inmueble, aunque no es lo más habitual. En general, solo se puede superar ese límite cuando se cuenta con un muy buen perfil, cuando se compra una vivienda que pertenezca a la propia entidad o cuando se contrata a un broker hipotecario. 

La estabilidad laboral es clave

Estos dos sencillos cálculos nos permitirán saber si podríamos, en principio, pagar una hipoteca para comprarnos una casa o un piso. Ahora bien, también es imprescindible tener una situación laboral y económica estable, tanto para conseguir la aprobación del banco como para ahorrarnos problemas en el futuro. 

Así, según el comparador HelpMyCash.com, no es recomendable pedir una hipoteca si estamos en el paro, hemos sufrido un ERTE o somos autónomos y hemos tenido que parar el negocio durante el estado de alarma, por ejemplo. Y lo mismo sucede si trabajamos en un sector especialmente afectado por la pandemia, como la hostelería o el turismo. @mundiario

Cómo calcular si te puedes permitir una hipoteca
Comentarios