Comisiones: la banca siempre gana

Logotipos de Santander, BBVA, Caixabank y Sabadell. / Mundiario
Logotipos de Santander, BBVA, Caixabank y Sabadell. / Mundiario
Millones de clientes están sufriendo una importante subida de comisiones de sus bancos: les obligan a una mayor vinculación si quieren rebajar las mismas, por ejemplo, una nómina, que pasa de 600 a 800 euros.
Comisiones: la banca siempre gana

En el mundo del juego hay un axioma que todo el mundo conoce y no por ello les ahuyenta de seguir jugando: “la banca siempre gana”. Pero en este caso es una decisión voluntaria. No podemos eludir sin embargo tener una cuenta bancaria, domiciliar la nómina, la luz, el gas, el colegio… Esa dependencia, no siempre voluntaria, ha conseguido con los años crear unos lazos de confianza y amistad entre banco y cliente que no siempre se han visto correspondidos. Siempre he dicho que es un error ver a los bancos como amigos o ser fieles a los mismos. Tenemos interés mutuo en llevarnos bien, pero no hay que olvidar que el interés lo pagamos nosotros, los clientes, y ellos se los llevan a su bolsillo. ¿Es lícito? Sí, pero… ¿dónde está el límite? No son almas caritativas. Tienen ánimo de lucro. De lo contrario, no existirían. El problema viene cuando el lucro lleva a los abusos, a la usura, incluso a las estafas. Ahí están los varapalos de la justicia… 

El poder de la banca siempre ha sido evidente en nuestro país. Rara vez el Banco de España ha “molestado” a las entidades para proteger a los consumidores. La propia justicia española, que casi siempre se ha inclinado por las tesis de la banca cada vez que era denunciada por particulares o colectivos, como asociaciones de consumidores, incluso ha recibido diferente “avisos” del Tribunal de Justicia Europeo (TJEU) que, curiosamente, han dado la razón a los consumidores españoles, lo que permitirá a miles de ellos recuperar el dinero que les cobraron en exceso por comisiones abusivas o gastos que nunca debieron abonar… Precisamente estos días se cierra el plazo para reclamar por los gastos hipotecarios que pagamos y que, según los tribunales, deben abonar los bancos.

Subidas de comisiones  

Ahora mismo, millones de clientes están sufriendo una importante subida de comisiones de sus bancos: les obligan a una mayor vinculación si quieren rebajar las mismas, por ejemplo, una nómina, que pasa de 600 a 800 euros. Y domiciliar más recibos, hacer más pagos con las tarjetas, contratar más servicios, como seguros que, a veces, son menos ventajosos que los del mercado… Si no cumplen, las comisiones se pueden hasta duplicar. Tiene mucho que ver con el tipo de interés “cero” del Banco Central Europeo, del euribor por el suelo, de menos negocio inmobiliario… Pero ¿tiene también que ver con esos varapalos judiciales? El sector ha tenido en los últimos cuatro años seis grandes golpes de la justicia europea, desde cláusulas suelo a Hipotecas IRPH, gastos hipotecarios, tarjetas revolving, las preferentes… La banca sabe que muchos no reclamarán y otros se aburrirán, pero podría tener que devolver del orden de ¡66.000 millones de euros! ¿De ahí el afán por subir las comisiones? Pues juzguen: antes de estas subidas, las comisiones suponen unos 20.000 millones anuales… 

Es el reflejo de una banca oscura, poco transparente, experta en producto opacos, con el beneplácito de los dos gobiernos que han gestionado el país en democracia. También tenemos ahora una nueva guerra por la rebaja de las aportaciones anuales a los planes de pensiones, de 8.000 máximo a 2.000 euros. Un pastel de 5.000 millones anuales. Pero, ¿realmente son interesantes como “colchón” para la jubilación? Depende. Para muchos economistas, hay productos mejores. Pero algunos políticos, sobre todo desde la derecha, nos los han metido por los ojos durante años, “olvidando” su “talón de Aquiles”: la falta de transparencia.

Los planes en España

¿Cuántos participes saben las comisiones que pagan cada año? Según la OCDE, el 58% de los planes en España cobran el máximo legal, y tenemos las comisiones más altas en este tipo de productos. Un cliente con un plan en el que tenga 50.000 euros puede pagar cada año 600-700 euros. Y un estudio de una asociación de consumidores de Baleares concluyó que un usuario de mediana edad que cada año hiciera la aportación máxima podría pagar en comisiones más de 100.000 euros durante la vida del plan.

¿Son tan ventajosos como nos los pintan? No, si añadimos falta de liquidez, la rentabilidad limitada y la mala fiscalidad: las desgravaciones en la Renta son en realidad un “aplazamiento” de nuestros pagos al fisco cuando lo rescatamos, salvo algunas opciones menos gravosas. Por eso, ¿es extraño que un estudio reciente de la propia UE sobre los abusos bancarios en Europa nos coloque en la cabeza?

La banca juega…, ¡y gana siempre!  @mundiario

Comisiones: la banca siempre gana
Comentarios