Buscar

MUNDIARIO

La Comisión Europea apunta a una desaceleración económica mayor de la reconocida por el Gobierno

El Ejecutivo comunitario rebaja también las previsiones de crecimiento para la eurozona  y para el conjunto de la Unión Europea. "El camino se anuncia difícil", admite la Comisión.
La Comisión Europea apunta a una desaceleración económica mayor de la reconocida por el Gobierno
Pierre Moscovici, conversa con la ministra de Economía, Nadia Calviño, a su llegada a reunión de ministros de Economía y Finanzas de la UE el pasado mes de marzo. / Archivo TW
Pierre Moscovici, conversa con la ministra de Economía, Nadia Calviño, a su llegada a reunión de ministros de Economía y Finanzas de la UE el pasado mes de marzo. / Archivo TW

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

La Comisión Europea ha recortado en  cuatro décimas su previsión de crecimiento de España para este año y el próximo, además apunta a que la tasa de paro no bajará del 13% hasta 2021. Bruselas advierte de que, sin Presupuestos, el déficit público será del 2,2% el año que viene, medio punto superior al previsto por el gobierno.

El Ejecutivo comunitario rebaja también las previsiones de crecimiento para la eurozona  y para el conjunto de la Unión Europea. "El camino se anuncia difícil", admite la Comisión. La economía europea se dirige hacia un periodo prolongado de crecimiento débil y baja inflación debido a la incertidumbre generada por las guerras comerciales de Donald Trump, las tensiones geopolíticas, la debilidad persistente del sector industrial y el brexit.

Bruselas calcula que la eurozona crecerá apenas un 1,1% este año y un 1,2% en 2020 y 2021. Estas cifras suponen un recorte de 0,1 puntos porcentuales en 2019 y de 0,2 puntos en 2020 en comparación con las anteriores previsiones de verano que se publicaron en julio. El conjunto de la eurozona avanzará un 1,4% tanto en 2019 como en 2020 y 2021.

Por países, la comisión ha mantenido el crecimiento del PIB francés en el 1,3% para este año y lo ha rebajado de 1,4% a 1,3% para 2020. En cuanto a la mayor economía de la región, la alemana, también ha sufrido un recorte de un décima y la estimación ha pasado del 0,5% al 0,4% para 2019 del 1,4% al 1% en 2020.

El Ejecutivo comunitario ha vuelto a lanzar un llamamiento a los países con superávit presupuestario, en particular Alemania y Holanda, para que aumenten el gasto público. En contraste, los que tienen alto déficit y deuda, como España, Italia y Francia, deben mantener la disciplina fiscal. "Invito a todos los países de la UE con elevada deuda pública a llevar a cabo políticas fiscales prudentes y a situar su nivel de endeudamiento en una trayectoria descendente. En contraste, los Estados miembros que disponen de margen de maniobra presupuestaria deberían utilizarla", ha dicho el vicepresidente económico de la Comisión, Valdis Dombrovskis. 

Por su parte, Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, asegura que "pese a las crecientes dificultades, en los dos próximos años todas las economías de la UE continuarán su expansión. Los fundamentos de la economía de la UE son sólidos: el desempleo está en su nivel más bajo desde principios de siglo, y el déficit agregado se sitúa por debajo del 1% del PIB. Pero las dificultades que se avecinan no dejan lugar para la complacencia. Habrá que recurrir a todos los instrumentos políticos para reforzar la resiliencia de Europa y apoyar el crecimiento". @mundiario