Buscar

MUNDIARIO

El comercio minorista se recuperó en junio en la eurozona y en la UE pese a la pandemia

Europa se recupera poco a poco del shock que la pandemia generó en el consumo y en la producción de bienes y servicios exportables para la actividad comercial del mercado del euro. 
El comercio minorista se recuperó en junio en la eurozona y en la UE pese a la pandemia
Un local comercial en Berlín, Alemania / Pixabay.
Un local comercial en Berlín, Alemania / Pixabay.

El poderoso mercado que concentra los flujos de capitales más voluminosos y dinámicos del mundo, junto con Estados Unidos y China, es ya el segundo gran bloque económico que empieza a mostrar señales de mejoría tras el shock que la economía mundial recibió en febrero con la caída de los mercados como un soplido a un castillo de naipes debido al estallido de la pandemia de coronavirus. Europa es consciente de que la continuidad de su existencia pasa inevitablemente por preservar la estabilidad de la UE y de la zona del euro.

Y es que el volumen de ventas del comercio minorista de la zona euro y de la Unión Europea (UE) recuperó en junio "los niveles alcanzados en febrero de este año tras registrar un repunte respecto a mayo del 5,7% y 5,2% respectivamente”, informó este miércoles la oficina de estadística comunitaria Eurostat.


Quizás también te interese:

La confianza de los consumidores en la economía española volvió a caer en julio


Esto implica que esos incrementos se traducen en una masa de capitales de aproximadamente 100.000 millones de euros, que además, podrían generar un importante estímulo en el sistema de comercio exterior intracomunitario de la UE, que es el mercado interior europeo.

Se trata del segundo mes de ascenso consecutivo tras la relajación de las medidas de confinamiento impuestas en la mayoría de los países europeos, y que ya se reflejó en un alza del negocio del comercio minorista de un 20,3 % en la zona euro y de un 18,3 % en la UE en mayo, lo que equivale a más de 800.000 millones de euros en intercambios por transacciones de grandes mercancías entre los principales cotizantes de exportaciones de Alemania y Francia, que son los motores industriales de la UE y cuyas reactivaciones han reanimado progresivamente la actividad comercial de la eurozona.

Sin embargo, el shock de la crisis es irreversible debido a que al cierre de 2020 derivará en una contracción del -7% en el producto interno bruto (PIB) de la UE, lo que se traduce en una pérdida de 12.600 millones de euros, del total de 18 billones de euros que componen el valor monetario de lo que Europa produce y vende al resto del mundo anualmente. @mundiario