Buscar

MUNDIARIO

El comercio español prevé cierres masivos por las bajas ventas y los rebrotes de Covid

Esta situación también podría agravar el desempleo en el país (actualmente en una tasa de paro del 14,3%) con una desocupación de hasta 100.000 trabajadores que serían despedidos.
El comercio español prevé cierres masivos por las bajas ventas y los rebrotes de Covid
Una tienda de souvenirs en Madrid / eleconomista.es
Una tienda de souvenirs en Madrid / eleconomista.es

La economía española ha entrado en una fase de recesión sin precedentes en la historia reciente, pues su caída solo se asemeja al período de la Gran Recesión de 2008 y cuyas secuelas se extendieron hasta el período 2009-2010. Sin embargo, la dinámica actual del colapso en el consumo interno se refleja en la austeridad que impera en el sector comercial del país, pues los rubros no esenciales han sido los más perjudicados por la crisis socioeconómica provocada por la pandemia de coronavirus.

Y es que el sector comercio anunció este martes que anticipa “un goteo incesante de quiebras y cierres hasta final de año ante la progresiva reactivación de la pandemia en España”. Esto implica que la percepción social ha inducido un estado de conmoción similar al del estado de alarma en la actividad económica, lo que condiciona el consumo y la dinámica civil hacia un enfoque de subsistencia sin nichos de mercado concentrados en el ocio o en el consumo no esencial. 


Quizás también te interese:

La AIReF prevé que la economía rebotará un 15,2 % al final de septiembre


 

El gremio también alertó de que “este es un verano con mucho ‘stock’ (inventario) aún por vender”, que afectará particularmente a los sectores textil y del calzado y en las tiendas de conveniencia. Por lo tanto, los déficits promedio de los negocios pequeños y medianos podrían superar el millón de euros en inventarios no liquidados para un déficit total de hasta 1.000 millones de euros en el conjunto del entramado comercial privado. 

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) calcula que el 30% de los 750.000 autónomos y pequeñas empresas dedicadas al comercio no llegarán a final de año, lo que representa una pérdida estimada de 22.000 millones de euros que no ingresarán al PIB nacional debido al cierre de esos establecimientos comerciales.

Tal situación también podría agravar el desempleo en el país (actualmente en una tasa de paro del 14,3%) con una desocupación de hasta 100.000 trabajadores que serían despedidos si esas clausuras se ejecutan ante la continua caída de las ventas, estancamientos de inventarios, deudas con proveedores y déficits presupuestarios en los comercios del país. @mundiario