Claves para entender el nuevo préstamo de 7.000 millones de dólares que hace el FMI a Argentina

Christine Lagarde, presidenta del FMI; y Mauricio Macri, presidente de Argentina. RR SS.
Christine Lagarde, presidenta del FMI; y Mauricio Macri, presidente de Argentina. / RR SS.

Mauricio Macri ya no parece ser tan popular entre los argentinos, pero sigue contando con el apoyo de la presidenta el Fondo Monetario Internacional. Gracias a esto ha renegociado el más grande anticipo que ha realizado el ente en toda su historia, llegando a los 57.000 millones de dólares.

Claves para entender el nuevo préstamo de 7.000 millones de dólares que hace el FMI a Argentina

Esta semana, antes de que diera inicio la Asamblea General de la ONU, el presidente argentino Mauricio Macri viajó a Nueva York con anticipo para reunirse con los inversores y calmar el gris panorama que representa la caída del peso frente al dólar. Durante su viaje, el presidente del Banco Central de Argentina anunció su renuncia y ahora, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha anunciado que presta otros 7.000 millones de dólares al país suramericano, dejando la cuenta en unos 57.000 millones de dólares, el préstamo más grande que jamás ha realizado el organismo.

De esta forma se confirma que si bien Macri ya no es tan popular entre los argentinos, sigue contando con el apoyo de la presidenta del FMI, Christine Lagarde. Ella misma, junto al ministro de Economía argentino, Nicolás Dujuvne, se encargaron de hacer el anuncio en Nueva York. “Respaldo el plan de reforma revisado de Argentina”, dijo Lagarde, que a su juicio, en esta ocasión el plan si funcionará debido a que se aumenta el desembolso para 2019 y el dinero no será precautorio, es decir, no será utilizado para aumentar el presupuesto del gobierno.

¿El más grande de la historia?

Así es, por primera vez el FMI realiza el cuantioso préstamo de 57.000 millones de dólares que se irán desembolsando a lo largo de tres años. El préstamo inicial fue de 50.000 millones de dólares, que vino acompañado de un plan que hizo sumamente impopular a Macri y que no terminó resultando, a la par, el peso se devaluó aún más ante el dólar y los inversores respondieron con más dudas. Ante esto, Macri acude nuevamente al FMI y este responde prestando otros 7.000 millones de dólares para tranquilizar a los inversionistas.

¿Para qué quiere el dinero Argentina?

Lagarde confía plenamente en que el país latinoamericano cumplirá con los plazos, a pesar de que históricamente el FMI y la nación tienen una relación un tanto delicada, tanto así, que al saberse que Macri solicitaría ayuda al FMI, cientos de argentinas comenzaron a protestar.

El panorama en Argentina no es muy claro, por un lado, los argentinos están a flor de piel por la inestabilidad del peso, además de que se avecinan días complejos gracias a la celebración de nuevas elecciones presidenciales. Antes de terminar el año, Argentina ya contará con más del 60% del préstamo total que podrá ser utilizado para el pago de deudas, presupuesto, protección social y obras públicas.

¿Qué negoció Argentina a cambio del préstamo?

El FMI ha sido claro desde el comienzo, el gobierno debe reducir el gasto público para bajar el déficit fiscal, que según el ente y los inversionistas, es el gran problema de la economía del país.

Guido Sandleris, nuevo presidente del Banco Central, anunció el cambio en la política cambiaría y monetaria, es decir, habrá una flotación limitada del tipo de cambio y se dejarán de imprimir billetes para reducir la inflación. Aunque el organismo exprese que todo esto es necesario para estabilizar la economía argentina, serán necesarios daños colaterales, como la reducción de la producción.

¿Cuál es el problema de Argentina?

La crisis del país se debe al nerviosismo de los inversores en torno a las políticas económicas liberales de Macri y la cercanía de las elecciones presidenciales, debido a que si el actual presidente pierde la contienda, es poco probable que estas políticas continúen más allá del 2019. Con la impopularidad que Macri ha cosechado en los últimos meses y siendo Argentina un país donde la política económica proteccionista suele estar presente, los inversores prefieren no confiar del todo en la inestable economía de la nación.

El peso se ha devaluado hasta un 50% en solo un año, la nación ha entrado en recesión, se disparó la inflación y aumentó el desempleo. Esto ha complicado que Macri sea reelecto y ha creado un panorama oscuro sobre la capacidad de Argentina para realizar los pagos. Ahora, con la confianza y reembolso del FMI, Macri podrá centrarse en la campaña 2019 e intentar recuperar la confianza del electorado, que por ahora, ven de mala manera la intervención del ente con la política argentina. @mundiario

Claves para entender el nuevo préstamo de 7.000 millones de dólares que hace el FMI a Argentina
Comentarios