Las cifras confirman que Madrid ha sido beneficiada por el Estado autonómico

Área de negocios en Madrid. / Flickr
Área de negocios en Madrid. / Flickr

Tras cuarenta años de Constitución, se comprueba que la Comunidad de Madrid ha sido una de las que más ha crecido en términos de población. Si se quiere luchar por la igualdad territorial en España, insistir en la recentralización no parece la mejor idea.

Las cifras confirman que Madrid ha sido beneficiada por el Estado autonómico

Llevamos unos años sufriendo la intención revisionista y jacobina de la derecha en España. Tanto PP como Ciudadanos muestran de continuo y sin disimulo su visión centralista del país y sus intenciones de reforzar la capital del Reino como centro de decisión y poder. No pierden oportunidad de demostrar su alergia hacia el estado autonómico cuestionándolo sesgadamente cada vez que surge, o se hace surgir, la ocasión.

Con el traslado –ya inminente, al parecer– de los restos de Franco, esta tendencia regresiva se ha agudizado y no son pocos los que afirman que la determinación del gobierno socialista se debe a las presiones del nacionalismo vasco y catalán.

La postura de la derecha saca a la luz la naturaleza de sus auténticos genes y pone de manifiesto que para ellos España sigue siendo una suma de Madrid y provincias.

La población como indicador

He pensado que tal vez fuese conveniente comprobar qué tal le ha ido a Madrid en el estado autonómico instaurado por la Constitución de 1978. ¿Cómo hacerlo de una manera sencilla?

Dentro de un país donde existe libertad de movimientos y residencia, la población se erige en una variable de gran representatividad.

Los ciudadanos se moverán hacia las zonas con una mayor pujanza. Así pues, comparar los habitantes de cada comunidad autónoma entre 1979 y 2018 nos dará una fiel impresión de esta realidad.

Población

01/01/1979

01/01/2018

Variación

       

        01 Andalucía

6.358.248

8.409.738

32,3%

        02 Aragón

1.190.997

1.313.463

10,3%

        03 Asturias, Principado de

1.116.858

1.027.659

-8,0%

        04 Balears, Illes

631.517

1.166.603

84,7%

        05 Canarias

1.321.454

2.177.155

64,8%

        06 Cantabria

505.322

581.403

15,1%

        07 Castilla y León

2.606.193

2.418.694

-7,2%

        08 Castilla - La Mancha

1.667.593

2.033.169

21,9%

        09 Cataluña

5.803.725

7.488.207

29,0%

        10 Comunitat Valenciana

3.533.932

4.946.020

40,0%

        11 Extremadura

1.087.567

1.070.586

-1,6%

        12 Galicia

2.785.437

2.703.290

-2,9%

        13 Madrid, Comunidad de

4.521.712

6.549.979

44,9%

        14 Murcia, Región de

932.091

1.475.568

58,3%

        15 Navarra

502.472

643.864

28,1%

        16 País Vasco

2.100.970

2.171.131

3,3%

        17 Rioja, La

250.223

312.830

25,0%

        18 Ceuta

64.606

85.219

31,9%

        19 Melilla

54.802

84.721

54,6%

       

España

37.035.719

46.659.299

26,0%

Analizando las cifras (véase la tabla), se observa que Madrid ha crecido muy por encima de la media del conjunto de España (45% vs 26%). Se pueden atribuir distintas razones. En ningún caso conviene olvidar que las principales empresas del país (es decir, las que poseen una mayor capacidad de generación de riqueza y empleo) pertenecen a sectores altamente influenciados por la acción del Gobierno central (constructoras, eléctricas, banca y telecos).

Las comunidades autónomas

Respecto a las comunidades autónomas, cabe diferenciar cuatro bloques en función de su evolución:

> Las que observan un crecimiento superior a Madrid: únicamente las comunidades insulares –Baleares y Canarias, beneficiadas por el boom del turismo –, así como la Región de Murcia.

> Aquellas que creen más que la media española pero menos que Madrid: Valencia, Andalucía, Cataluña y Navarra.

> Las que crecen por debajo de la media española: La Rioja, Castilla-La Mancha, Cantabria, Aragón y el País Vasco.

> Finalmente, las comunidades recesivas, las que pierden población en esta comparación de 40 años: Extremadura, Galicia, Castilla y León, y Asturias.

Los dirigentes políticos españoles habrían de tomar nota de estos datos si es que aún creemos que la reducción de las desigualdades territoriales debería ser uno de los grandes objetivos de un gobierno, sea este de derechas o de izquierdas. En cualquier caso, insistir en la recentralización no parece la mejor idea. @mundiario

Las cifras confirman que Madrid ha sido beneficiada por el Estado autonómico
Comentarios