China presenta síntomas evidentes de agotamiento de su modelo productivo

Gran muralla China. / Via 24.com
Gran muralla China / via24.com

China ha entrado en un bucle de no retorno, para muchos economistas, después de más de dos décadas creciendo a tasas anuales del 9% y del 10% del PIB.

China presenta síntomas evidentes de agotamiento de su modelo productivo

China ha entrado en un bucle de no retorno, para muchos economistas, después de más de dos décadas creciendo a tasas anuales del 9% y del 10% del PIB. Vemos que las cifras de estos dos últimos trimestres son menos apabullantes del 7.7% y del 7.5%, con previsiones de Nomura para el próximo año del  6.9%  de incremento del PIB.

Desde Krugman a otros ilustres economistas han dado forma en sus artículos a las nuevas cifras de la economía china. El problema para algunos de ellos es que el modelo productivo chino basado en la exportación está casi agotado.

Para otros los problemas van más allá, ya que las contabilidades de las exportaciones e importaciones entre China y Hong Kong y viceversa difieren bastante entre ellas. A este problema le añadimos una menor entrada de las inversiones directas tanto vía Hong Kong como a través de las Islas Vírgenes y tenemos un problema grave, ya que por estas vías entra más de la mitad de ellas.

Según Krugman, “el modelo chino se va a estrellar contra su gran muralla”. Esto es debido tanto al agotamiento de la mano de obra excedente, como a un rendimiento decreciente de las inversiones, a lo que hay que sumar las caídas de la inversiones directas y una desaceleración de las exportaciones. Todo en conjunto produce una evidente desaceleración del crecimiento al que esta economía nos tenía acostumbrados. Para que la economía china vuelva a crecer con la misma fuerza debería a corto plazo aumentar la demanda interna, aspecto este del que dudan la mayoría de los analistas.

El gobierno del país no está por la labor de aumentar el crecimiento por la vía de las políticas monetarias expansivas. Eso sí, está a punto de aprobar un aumento de la inversión pública sobre todo en materia de infraestructuras.

Resumiendo, a algunos analistas les preocupa el enfriamiento del crecimiento chino, ya que durante algo más de dos décadas nos tenía acostumbrados a unas subidas del PIB en torno al 10%, además de continuas mejoras de sus cifras de exportación. El gigante asiático se toma un pequeño descanso, antes de tomar las fuerzas que su gobierno le está inoculando, pero a corto plazo las exportaciones y la política monetaria van a ser los combustibles que devuelvan la velocidad de crucero al gigante. Pero no demanda interna, demasiado tímida, y muy posiblemente tampoco las inversiones directas, que andan en la búsqueda de otras rentabilidades. Todo esto no puede empañar las aún envidiadas cifras de crecimiento de China. Ya veremos cómo se mueven en el tablero mundial. Ahí está una de las claves. @dabidrey1

China presenta síntomas evidentes de agotamiento de su modelo productivo
Comentarios