Buscar

MUNDIARIO

China y EE UU se enzarzan en una nueva disputa por causa de Rusia

Washington anunció nuevas sanciones contra el gigante asiático por la compra de armamento ruso, algo que viola las sanciones internacionales impuestas a Moscú por la anexión de Crimea y otras polémicas que han trascendido en los últimos años.

China y EE UU se enzarzan en una nueva disputa por causa de Rusia
Bandera de Estados Unidos en China. / RR SS
Bandera de Estados Unidos en China. / RR SS

Mario Gontade

Colaborador.

EE UU anunció recientemente que impondrá nuevas sanciones contra China luego de comprobarse la compra de armamento militar ruso. La respuesta de Pekín viene con furia y exige a Washington que corrija su “error” de inmediato. De no hacerlo, EE UU deberá “atenerse a las consecuencias”, según ha expresado el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Geng Shuang.

Washington informó que las sanciones serán contra un órgano del Ministerio de Defensa, el Departamento de Desarrollo de Equipos (EDD, por sus siglas en inglés) y sus principales directores por la compra de aviones caza Sukhoi Su-35 en 2017 y sistemas de misiles tierra-aire S-400 durante este 2018. Las nuevas ganancias violan, según EE UU, las sanciones impuestas contra Rusia por sus injerencias en las elecciones presidenciales del 2016 y su intervención militar en el este de Ucrania.

Las medidas impedirían que el EDD, responsable del armamento del Ejército Popular de Liberación chino, no podrá exportar productos a territorio estadounidenses, además, las propiedades que ya tengan en ese país serán embargadas y se les hará imposible realizar transacciones financieras. Un alto funcionario estadounidense ha hablado con la prensa bajo la condición de mantener su anonimato. Sus declaraciones expresan que el objetivo de la Casa Blanca no es China. “El objetivo final de estas sanciones es Rusia”, aseguró y dejó entrever la posibilidad de que terceros países que mantengan negociaciones similares con el Kremlin enfrentarán sanciones similares.

Este movimiento forma parte de la Ley para Contrarrestar a Adversarios de Estados Unidos mediante Sanciones (CAATSA, por sus siglas en inglés), que fue aprobada el año pasado para dejar vía libre a la Administración de Trump en su ofensiva contra Rusia, Irán y Corea del Norte. La agencia Afp reseña que esta es la primera vez que un tercer país se ve involucrado en un castigo impuesto por la CAATSA por hacer negocios con uno de los principales países que se encarga de vetar.

Pekín ha defendido su compra de armas alegando que Rusia es un aliado estratégico y basan sus relaciones diplomáticas en la confianza. “Reclamamos firmemente a Estados Unidos que solucione el problema y retire estas sanciones”, dijo Geng. Además castigar directamente a un órgano del Estado chino, EE UU sancionará a 33 actores ligados a la inteligencia y ejército ruso que desde ahora formarán parte de su lista negra de sanciones. De los actores, 28 ya han sido acusados formalmente por el fiscal Robert Mueller en la trama rusa de las elecciones estadounidenses. @mundiario